OMPRESS-VIETNAM (15-03-19) Catholic Mission Australia – las Obras Misionales Pontificias de Australia – han lanzado su campaña anual de apoyo a las vocaciones en territorios de misión con un seminarista vietnamita como protagonista. Francis Xavier Nguyen Huu Tinh es un seminarista de cuarto año en el Seminario Mayor Stella Maris en Nha-Trang, en la costa suroccidental de Vietnam.

Se pide a todos los católicos australianos que ayuden a iluminar el camino al sacerdocio de seminaristas como Francis. En el caso de Vietnam, el apoyo que se da a los futuros sacerdotes redunda en todos los fieles católicos del país, puesto que la práctica de la fe en su día a día exige tener pastores formados, con solidez espiritual y compasión, para defender y guiar a sus comunidades cristianas. Los seminarios, afortunadamente, son el hogar donde se adquieren y potencias estas cualidades y la formación necesaria, tanto espiritual como práctica.

Francis Xavier – lleva el nombre del patrono de las misiones – ha experimentado en su propia carne, como muchos de sus compañeros en el seminario, las dificultades de ser católico en Vietnam: “Vietnam ha conseguido algunos logros”, explica este seminarista, “pero aún se enfrenta a muchos problemas, entre ellos la pobreza, la injusticia, la violencia y las carencias educativas. También hay desorientación en la vida y un sentimiento de frustración de cara a la burocracia del país”. Por eso, “el sacerdote juega un papel importante a la hora de ayudar a los jóvenes a que se den cuenta de la importancia de la educación y de los valores espirituales en este mundo de hoy”.

“Quiero que la Iglesia de Vietnam, gracias a la educación, la sanidad y la caridad haga que la sociedad avance. Un sacerdote debe encender la antorcha de la esperanza”. Para ellos desde Catholic Mission Australia piden que se apoye, la formación en la fe y los estudios de los seminaristas en territorios de misión.

En España, las Obras Misionales Pontificias tienen también una cita con las vocaciones en países de misión el próximo domingo 12 de mayo, con el lema “Di SÍ al sueño de Dios”. Es la campaña de Vocaciones Nativas, que promueve la Obra de San Pedro Apóstol, una de las cuatro Obras Misionales. Gracias a la generosidad de los fieles con esta campaña el año pasado se pudo ayudar desde España a 5.406 seminaristas y a 840 novicias y novicios de los miles que necesitan un apoyo para que el sueño de su vocación se haga realidad.