OMPRESS-BARCELONA (22-10-19) En el marco del Mes Misionero Extraordinario, convocado por el Papa Francisco, este pasado sábado 19 de octubre tuvo lugar el encuentro del Tren Misionero – Domund 2019, organizado por Cristianos Sin Fronteras conjuntamente con las Delegaciones de Misiones de las diócesis catalanas.

Más de 400 personas, principalmente niños y adolescentes, se subieron a este tren misionero, procedentes de las diócesis de Barcelona, Girona, Lleida, Sant Feliu, Vic, Tarragona, Tortosa y Urgell. Un total de 28 grupos entre parroquias, escuelas y otros equipos de pastoral se dieron cita en el punto de encuentro, la estación del Cremallera de Monistrol, desde donde el tren subió hasta el Santuario de Montserrat. Acogidos por el abad de Montserrat, pudieron disfrutar de un programa lleno de actividades que iban, desde espacios de música y baile, a ratos de reflexión en grupo por edades, una Eucaristía y un espacio de testimonio misionero.

Tuvieron la compañía de numerosos obispos de estas diócesis catalanas, que se sumaron como peregrinos a este Tren Misionero del Domund. Estuvieron presentes el cardenal Juan José Omella, junto a sus obispos auxiliares, Mons. Antoni Vadell y Mons. Sergi Gordo, el Arzobispo de Tarragona, Mons. Joan Planelles, el obispo de Sant Feliu de Llobregat, Mons. Agustí Cortés, el obispo de Vic, Mons. Román Casanova, el obispo de Lleida, Mons. Salvador Giménez, y el obispo de Tortosa, Mons. Enric Benavent, que a la vez hizo de anfitrión del acto, al ser el obispo responsable del ámbito de las misiones y la animación misionera en la Conferencia Episcopal Tarraconense.

La jornada finalizó con una Fiesta del Envío, momento en que los participantes manifestaron su compromiso de ser testigos de su fe y, por tanto, misioneros en sus entornos más próximos: en la familia, en la escuela o con los amigos, entre otros. “Como bautizados que somos, estamos llamados a dar testimonio de nuestra fe en nuestro alrededor, como también lo hacen miles de misioneros en todo el mundo”, señala a Mons. Benavent.

Esta actividad promovida por Cristianos Sin Fronteras y con 30 años de historia, ha tenido lugar por primera vez en Cataluña y ha contado con el decidido respaldo de la Conferencia Episcopal Tarraconense y de las Delegaciones de Misiones de las Diócesis catalanas. El objetivo es que los participantes sean conscientes del lema del DOMUND y del Mes Misionero Extraordinario convocado para este octubre por el Papa Francisco. “El Tren Misionero es un encuentro de animación misionera, oración, reconocimiento a los misioneros y de compromiso cristiano a nuestro alrededor”, explicaba Manel Górriz, coordinador de Cristianos Sin Fronteras en Cataluña y responsable del Tren Misionero 2019.