Llega el verano y con él las canciones más pegadizas. Aunque este año, el reggaetón va a dejar paso a un renovado rap que llega de la mano de Obras Misionales Pontificias (OMP) en colaboración con Grilex y los chicos de Not From This World, dos conocidas formaciones artísticas del mundo rapero urbano.

Con el concepto “Cadena de Bondades”, OMP pretende concienciar a la población acerca de la posibilidad de hacer de este un mundo mejor, y de que cada uno tiene un papel fundamental en la Misión. Cada pequeño gesto cuenta y con la colaboración de todos, la presencia de las misiones por todo el mundo es posible.

OMP ha creado un videoclip en el que se explica, a través de la ficción, la historia de una cadena de bondades que empieza con la donación altruista de un muchacho (cameo de Grilex) a un mendigo, gesto que desencadena una sucesión de buenas acciones por parte de distintos personajes conectados fortuitamente a lo largo del videoclip. Para, finalmente, acabar invitando al espectador a unirse a una “Cadena de Bondades” real. Una cadena que nace en la donación y que termina en el día a día de los misioneros.

De esta manera es como los raperos Grilex y Not From This World ponen letra a la campaña del Mes Misionero Extraordinario, que tendrá lugar este próximo mes de octubre y que, según indicaciones del Papa Francisco, estará dedicado a las misiones y a la importancia de implicarse y colaborar con ellas.

La monetización generada por las escuchas y los visionados serán donados a las misiones. De esta forma, cada vez que alguien la escuche, además de contagiarse del mensaje misionero, estará haciendo un pequeño donativo a la OMP y formando parte así de la Cadena de Bondades.