OMPRESS-CÓRDOBA (3-03-20) Misa por el primer aniversario del asesinato del misionero salesiano en la frontera sur de Burkina Faso. Murió de tres disparos durante un ataque yihadista perpetrado a 40 kilómetros de la frontera sur de Burkina Faso cuando regresaba de Lomé, Togo, a su comunidad de Uagadugú junto a otros dos religiosos que pudieron sobrevivir al asalto. Los atacantes detuvieron el vehículo en el que viajaban el salesiano español y otros dos salesianos togoleses. Durante una media hora registraron el vehículo, y después se llevaron a Antonio César al bosque, donde fue asesinado.

Con motivo de este primer aniversario, el pasado martes 25 de febrero en la parroquia de san Nicolás de la Villa de Córdoba, se celebró una Eucaristía presidida por el delegado diocesano de misiones, Antonio Evans, y concelebrada por el sacerdote salesiano Alejandro Guevara, delegado inspectorial para la Familia Salesiana, y el vicario parroquial, Rafael Carlos Barrena.

Natural de Pozoblanco, Córdoba, Antonio César fue misionero en Togo, Costa de Marfil y Burkina Faso desde 1982. Tenía 72 años de edad, 55 años de vida religiosa y 46 de sacerdocio.