OMPRESS-SALAMANCA (9-05-19) Las delegaciones de Misiones de la Región del Duero, nueve diócesis que están entre las que más misioneros españoles tienen en misiones, se reunían ayer en Salamanca para evaluar las diversas actividades que las Obras Misionales Pontificias han desarrollado a nivel nacional, como han sido el encuentro de empleados y voluntarios y el de jóvenes. Casi en vísperas del Mes Misionero Extraordinario, también se compartieron diversas iniciativas: exposiciones, mesas redondas, envíos misioneros, apoyo de proyectos, encuentros con la Pastoral Juvenil, celebración de los 100 años del Instituto Español de Misiones Extranjeras, elaboración de una unidad didáctica atemporal, retiros misioneros destinados a las religiosas contemplativas, Semana de Misionología o semana de oración en colegios, entre otras.

Uno de los temas centrales que se abordaron a lo largo de la jornada fue la Campaña de Vocaciones Nativas, que se celebra este domingo 12 de mayo, una campaña un poco olvidada y muy importante para dar impulso a las vocaciones nativas por la enorme dificultad para hacer frente a su formación dados los escasos medios económicos familiares y diocesanos en los territorios de misión. La Jornada está organizada por la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol –una de las Obras Misionales Pontificias–, que sostiene anualmente 76.917 seminaristas (uno de cada tres seminaristas del mundo) y 5.649 novicios y novicias en su primer año canónico. Además de las aportaciones económicas puntuales, hay un sistema de becas por el que una persona financia de manera concreta un periodo de formación de una de estas vocaciones: la beca completa, de 2.000 euros, cubre seis años de formación; media beca, de 1.000 euros, tres años; y 350 euros, un curso académico.

Las nueve diócesis que componen esta Región del Duero son Ávila, Burgos, Ciudad Rodrigo, Osma-Soria, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid, Zamora. Las delegaciones de misiones de las mismas se reúnen cinco veces al año. Tres de las reuniones se dedican a programación, organización y evaluación y a compartir proyectos o iniciativas de las distintas diócesis. En las otras dos se invita a participar a los voluntarios. Una de ellas tiene carácter formativo, de un fin de semana, y se celebra a principio de curso; la otra, de carácter lúdico festivo, al final de curso, cuando se visitan las exposiciones de las Edades del Hombre. Este año se desplazarán hasta Lerma el día 7 de junio para visitar la muestra “Angeli”.