OMPRESS-ALCALÁ (24-04-18) El pasado 18 de abril la Delegación de Misiones de Alcalá celebro un encuentro con los misioneros de la diócesis que han regresado de la misión. El delegado de misiones, Arturo Otero, la hermana Zdenka, secretaria, y algunos voluntarios, tuvieron el enorme placer de escuchar los testimonios de estos misioneros.

Laura y Felicidad, misioneras de Nuestra Señora de África, conocidas como Hermanas Blancas, hablaron de su labor en África. Felicidad estuvo 42 años en el Congo, trabajando en la formación y promoción de la mujer, y Laura, durante 20 años en Malawi, también trabajó en la promoción de la mujer y en los campos de refugiados.

El P. Benjamín es Javeriano y lleva 26 años como misionero. Ha regresado de Bangladesh hace poco por asuntos familiares pero tiene idea de volver a la misión. Destacó la importancia de que los jóvenes tengan experiencias cortas de misión. Los misioneros siempre los acogen con los brazos abiertos y agradecen muchísimo la ayuda que aportan durante el tiempo que están con ellos.

Las hermanas Sara María y Ruth, Siervas del Hogar de la Madre, nos contaron su experiencia de varios años en diferentes lugares de Ecuador. Su labor allí se desarrolla principalmente en el campo de la enseñanza, apoyo en parroquias y con grupos de jóvenes.

El P. Francisco, que fue delegado de Misiones en Alcalá, nos habló con gran entusiasmo de su vida misionera en Venezuela, Tánger, Alto de Bolivia, Perú y Cuba.

Escuchando a estos misioneros hablar de la alegría de la misión, aún sabiendo de las dificultades por las que atraviesan, cuentan desde Alcalá, nos damos cuenta de la grandeza de estas personas elegidas por el Señor para cuidar de sus criaturas más débiles y desfavorecidas.