OMPRESS-MADRID (29-05-20) Mons. Giampietro Dal Toso agradece a los católicos de España y a la dirección nacional de OMP su sentido misionero en una entrevista en la que ha hablado de la misión a la luz de las directrices del Papa Francisco. El programa El Espejo de la Cadena COPE lo ha entrevistado con motivo del mensaje que el Papa Francisco enviaba a las Obras Misionales Pontificias. El coronavirus impedía la celebración de la Asamblea Internacional de las OMP y el Papa convertía la intervención que iba a hacer en dicha asamblea en un mensaje lleno de contenido de lo que espera de las OMP, que no es otra cosa que fidelidad a su carisma.

El presidente de OMP comenzaba la entrevista dando las gracias “a los católicos de España, porque nuestra dirección nacional española está muy activa y percibo que hay un fuerte interés misionero en la Iglesia española. No solamente por la cantidad de misioneros, sino que en el pueblo de Dios hay este sentido misionero”. En cuanto al mensaje del Papa a las OMP, recordaba la cita que hacía de San Ignacio: “Haced como si todo dependiese de vosotros, sabiendo que en realidad todo depende de Dios. Es necesario que haya una participación humana, pero también es necesario saber que todo viene de Dios”. Añadía Mons. Dal Toso que “vamos a celebrar Pentecostés, que es cuando llega el Espíritu Santo y es después de la llegada del Espíritu Santo cuando los apóstoles salen para anunciar el Evangelio. Hay una prioridad de Dios, de la gracia de Dios en nuestra actividad humana. Él envía su Espíritu y después nos envía a la misión”.

El Papa, recalcaba, “le da una prioridad al aspecto personal de la misión, no es tan importante hacer instituciones; la institución sirva al hombre, a la misión y a la evangelización”. Y, ¿qué es la evangelización? Que “el hombre pueda encontrarse con Jesucristo”. El Papa insiste en que el corazón de la misión es la fe, por eso “toda nuestra actividad ha de tener ese objetivo, el encuentro personal con Cristo”.

En cuanto a la diferencia entre evangelización y proselitismo “está exactamente en la libertad. La libertad del hombre en aceptar la propuesta de la fe”. El proselitismo oscurece esa libertad. “Cada acción humana tiene insidias, por eso tenemos que preguntarnos: para nosotros qué es más importante, ¿la institución en sí misma o es más importante servir a la evangelización? Siempre tenemos que tener delante estas preguntas”. Es la forma de tener presente cuál es el carisma de las OMP, decía el presidente de OMP. ¿Y cuál es nuestro carisma?, se preguntaba: “Es que el fiel cristiano a través de la oración y la caridad, pueda participar en la misión de la Iglesia, pueda ser misionero”.

El consejo fundamental del Papa a las OMP en su mensaje, es claramente que “nuestra tarea es servir al encuentro con Cristo, que cada persona pueda tener la oportunidad de vivir ese encuentro”, además, de que el carisma, subrayaba Mons. Dal Toso, “sirve a la Iglesia local, no estamos fuera sino dentro, para ayudar a los fieles a descubrir su misión universal”. Nuestra fe tiene una dimensión universal y “nosotros servimos a la Iglesia local en la evangelización y en el descubrir esta misión universal”. Destacaba, finalmente, la importancia de la oración, y agradecía el presidente de las OMP a la dirección nacional de España la atención que presta a los enfermos, “para que los enfermos ofrezcan su sufrimiento por la misión”, también una forma de participación en la misión.