OMPRESS-CÓRDOBA (4-06-19) Este domingo, 2 de junio, en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, eran enviados por el obispo de la diócesis cordobesa, Mons. Demetrio Fernández, los misioneros que próximamente saldrán de la diócesis para compartir la alegría del evangelio en diversos lugares del mundo. En esta celebración recibieron de las manos del Obispo la cruz que los acompañará y significará durante la misión.

“Vale la pena gastar la vida para que Jesucristo sea conocido y amado” y “la fe se fortalece dándola” fueron algunas de las palabras que Mons. Demetrio dedicó en su homilía a este grupo tan numeroso de misioneros.

Antonio Evans, delegado diocesano de misiones, fue el encargado de presentar ante el obispo y la diócesis a los 33 misioneros (3 sacerdotes diocesanos y 30 laicos), más los hijos de las familias, que partirán a la misión.

Entre ellos hay un grupo de las parroquias de Jesús Nazareno y San José en Puente Genil, que saldrán con destino a la misión diocesana de Picota. Otro grupo de jóvenes de la parroquia de Cristo Rey irán a Paraguay y Argentina. Otro tercer grupo con destino a Mozambique. Además hay tres familias del Camino Neocatecumenal que irán a Berlín, Japón y China.