OMPRESS-MARRUECOS (15-02-19) Los Misioneros Javerianos y las Franciscanas Misioneras de María organizan para este próximo verano un campo de trabajo con inmigrantes en Tetuán, Marruecos, dirigido a jóvenes con inquietudes misioneras y un corazón grande.

Esta actividad de verano, que ya cuenta con varios años de recorrido, agrupa a jóvenes de 21 a 30 años que tienen en común su deseo de vivir el encuentro con el otro, con otra cultura, lengua y religión, que tienen motivaciones de fe y el deseo de crecer en ellas, para acercarse a una realidad distinta con espíritu cristiano y, sobre todo tienen deseos de encontrarse con Cristo fuera de la propia cultura y ambiente.

El campo se desarrollará del 7 al 19 de julio, y tendrá como lugar de referencia la Parroquia de Nuestra Señora de las Victorias en Tetuán, Marruecos, la parroquia de los franciscanos. Las actividades que se desarrollarán se centran en el acompañamiento, en su precariedad, a los inmigrantes que viven en Marruecos, y la vivencia y reflexión sobre la Iglesia que da testimonio desde su pequeñez en un país como Marruecos.

Los misioneros que lo promueven recuerdan el reciente documento sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común, firmado por el Papa Francisco en Abu Dabi: “la fe lleva al creyente a ver en el otro a un hermano que debe sostener y amar. Por la fe en Dios, que ha creado el universo, las criaturas y todos los seres humanos —iguales por su misericordia—, el creyente está llamado a expresar esta fraternidad humana, protegiendo la creación y todo el universo y ayudando a todas las personas, especialmente las más necesitadas y pobres”.

Los interesados en participar en este campo de trabajo pueden ponerse en contacto con Rolando Ruiz Durán, javeriano, (680 70 37 43; madridcarab@javerianos.org) o con Helena Oh Yun Jeong, franciscana misionera de María (633 83 83 24; fmmhelen@gmail.com). No necesitarán mucho, quizás Biblia, cuaderno y bolígrafo, ropa de verano y efectos personales, algún instrumento musical, pasaporte y muchas ganas de compartir y vivir con el grupo.