OMPRESS-FILIPINAS (4-07-19) Del 19 al 21 de julio, tendrá lugar en Manila la Sexta Conferencia sobre Nueva Evangelización, centrada en el acompañamiento pastoral a los jóvenes. La Iglesia filipina declaró 2019 como el año de los jóvenes, como parte de la preparación para la celebración de los 500 años del cristianismo en Filipinas en 2021. Con el lema “Jóvenes filipinos caminando con Jesús”, la conferencia se llevará a cabo en el Pabellón del Cuadricentenario de la Universidad de Santo Tomás (UST).

El Evangelio llegó a Filipinas en 1521 y para celebrar los 500 años de este hecho se dispuso un ciclo de nueve años – del 2013 al 2021 – que culminará con el Año Santo del aniversario el 2021, que será para la nación el Año de la Missio ad gentes. Fueron los misioneros españoles los que llevaron la fe a Filipinas hace 500 años y hoy es el país con la mayor población católica de Asia y el cuarto en el mundo. Cientos de sacerdotes, religiosos y laicos filipinos son ahora misioneros en todo el mundo.

En este año preparatorio de los jóvenes la conferencia de este mes será el acontecimiento central, tras la Misa inaugural, entre las actividades del primer día se incluye una conversación “de corazón a corazón” de algunos jóvenes con el cardenal Luis Antonio Tagle de Manila. El 20 de julio, los participantes escucharán las experiencias de los ministros de jóvenes y de sus jóvenes colaboradores como una forma de conocer las mejores prácticas de la pastoral juvenil en diferentes contextos. El segundo día también contará con una lectura escenificada sobre el clamor de los jóvenes por una Iglesia acogedora y en escucha. El último día de la conferencia reflexionará sobre el tema del Año de la Juventud, “Jóvenes Filipinos en Misión”.

Además de las sesiones plenarias, habrá 10 sesiones simultáneas sobre educación, cultura, misión, juventud, defensa social, catequesis, redes sociales, nuevas tendencias en la pastoral de jóvenes y otra sobre las alegrías y dolores de los jóvenes filipinos en la Iglesia católica. También habrá “caminos y espacios para jóvenes”, con diversas actividades durante los tres días, que incluyen un laberinto, muros de oración, asesoramiento y confesiones.

OMPRESS-FILIPINAS (4-07-19) Del 19 al 21 de julio, tendrá lugar en Manila la Sexta Conferencia sobre Nueva Evangelización, centrada en el acompañamiento pastoral a los jóvenes. La Iglesia filipina declaró 2019 como el año de los jóvenes, como parte de la preparación para la celebración de los 500 años del cristianismo en Filipinas en 2021. Con el lema “Jóvenes filipinos caminando con Jesús”, la conferencia se llevará a cabo en el Pabellón del Cuadricentenario de la Universidad de Santo Tomás (UST).

El Evangelio llegó a Filipinas en 1521 y para celebrar los 500 años de este hecho se dispuso un ciclo de nueve años – del 2013 al 2021 – que culminará con el Año Santo del aniversario el 2021, que será para la nación el Año de la Missio ad gentes. Fueron los misioneros españoles los que llevaron la fe a Filipinas hace 500 años y hoy es el país con la mayor población católica de Asia y el cuarto en el mundo. Cientos de sacerdotes, religiosos y laicos filipinos son ahora misioneros en todo el mundo.

En este año preparatorio de los jóvenes la conferencia de este mes será el acontecimiento central, tras la Misa inaugural, entre las actividades del primer día se incluye una conversación “de corazón a corazón” de algunos jóvenes con el cardenal Luis Antonio Tagle de Manila. El 20 de julio, los participantes escucharán las experiencias de los ministros de jóvenes y de sus jóvenes colaboradores como una forma de conocer las mejores prácticas de la pastoral juvenil en diferentes contextos. El segundo día también contará con una lectura escenificada sobre el clamor de los jóvenes por una Iglesia acogedora y en escucha. El último día de la conferencia reflexionará sobre el tema del Año de la Juventud, “Jóvenes Filipinos en Misión”.

Además de las sesiones plenarias, habrá 10 sesiones simultáneas sobre educación, cultura, misión, juventud, defensa social, catequesis, redes sociales, nuevas tendencias en la pastoral de jóvenes y otra sobre las alegrías y dolores de los jóvenes filipinos en la Iglesia católica. También habrá “caminos y espacios para jóvenes”, con diversas actividades durante los tres días, que incluyen un laberinto, muros de oración, asesoramiento y confesiones.