OMPRESS-MADRID (19-10-20) Este fin de semana, coincidiendo con la Jornada Mundial de las Misiones, se ha celebrado la I Carrera Solidaria del Domund. Se trataba de una prueba virtual, en la que los participantes unían deporte y colaboración por las misiones y los misioneros. Han sido más de dos mil los participantes que han adquirido un dorsal, desde 5 euros, para correr por el Domund, en un fin de semana especial para ofrecerlo por los misioneros y por esta campaña tan importante para tantas personas que lo necesitan.

El Domund de este año, como tantas otras cosas, no se podía celebrar a la manera tradicional. Se trataba de apuntarse a una carrera, en la que había que evitar las multitudes y que había que correr de forma individual. Para inscribirse, desde la web de Domund (www.domund.es), se debían seguir unos pasos y obtener el propio dorsal que, además del número y el nombre, llevaba un destino misionero. Desde Angola a Vanuatu, desde Japón a Camerún. Todo ello, como se invitaba, con la posibilidad de compartirlo en redes sociales con el hashtag #CorrePorElDomund.

Colegios, familias, parroquias y también personas anónimas han hecho sus kilómetros, y se han vuelto protagonistas de una iniciativa que ha llegado para quedarse y que seguro que tendrá más ediciones. A la prueba no sólo se han sumado participantes de España. Desde diferentes partes del mundo, se han sumado también a la prueba, con participantes desde Alemania, Bélgica e incluso Tanzania. El resultado deportivo era lo menos importante, lo que sí importaba era mantener vivo el Domund, el Domingo Mundial de las Misiones, el día en que los fieles de todo el mundo hacen de la misión y del apoyo a los misioneros una causa única, una prueba de universalidad.