OMPRESS-MADRID (3-04-20). Ayer de 20:30h a 21:30h tenía lugar una “quedada misionera” en twitter, organizada por las Obras Misionales Pontificias, que llegó a ser cuarto puesto en tendencias en España, todo para compartir testimonios de misioneros y esperanza en estos tiempos de cuarentena. Bajo #MisionerosContraVirus se lanzó la pregunta de cómo poder seguir apoyando a nuestros misioneros y a las comunidades en las que viven, en estos momentos difíciles, confinados en nuestras casas. “Orando por ellos. Incluso poniéndonos en contacto directo con los que podamos, y dándoles un mensaje de apoyo personal. Esto puede hacerles sentir que estamos juntos”, se decía en uno de los primeros tweets. “Podemos acompañar a nuestros misioneros especialmente a través de la oración. Una herramienta de la que estamos descubriendo, ahora más que nunca, su poder: con ella estamos unidos al Padre y a nuestros hermanos”. Una oración muy necesaria porque, decía otro tweet, “los titulares de estos días nos recordaban las dificultades de muchos españoles para regresar a sus casas desde otros países. No hacían ver los que sí se quedaban para acompañar a los más necesitados. También los medios podrían reflejar la otra cara del coronavirus: cómo los misioneros están luchando contra la epidemia junto a sus comunidades”.

Comentando qué hacen los misioneros en América y África donde el coronavirus ha llegado más tarde, se decía que, “como siempre, los misioneros siguen al lado de los pobres. Son héroes siempre en primera fila acompañando y sufriendo con el pueblo”. Se reconocía además que “en África el coronavirus va ser devastador. Por eso nosotros debemos estar muy cerca de los misioneros para ayudarles y acompañarles en esos difíciles momentos”.

En la “quedada”, no se pudo evitar hablar de la situación complicada que se vive actualmente y de qué podemos aprender de los misioneros. De ellos “podemos aprender el verdadero significado de la palabra entrega”, se decía. “En una situación como la que estamos viviendo, de los misioneros aprendemos que desde la fe Dios se hace fuerte en nuestra debilidad”. Porque es un hecho que “ellos nos enseñan y animan a confiar en Dios, abandonarnos en su infinita misericordia y saber que siempre nos guía. Aun en momentos duros como estos, saben que vamos de la mano del Señor”. Mons. Francisco Cerro, arzobispo de Toledo, se sumó con un tweet, “los misioneros son lo mejorcito de la humanidad y tenemos que aprender de ellos su generosidad y su cercanía a los pobres”.

Como mensaje para ellos, en tantos lugares del mundo, se sugirió darles las gracias, “por estar ahí con las personas que más lo necesitan. Por no haber cogido el avión de regreso a España. ¡Son un ejemplo!”. Sobre todo, se coincidió en animarles a “que continúen teniendo esperanza y transmitiéndola a cuantos le rodean. Que nosotros desde aquí continuamos ofreciendo nuestro confinamiento y oración por ellos”. Por eso es necesario seguir cerca de Dios en nuestras casas durante estos días, “sobre todo, orando con su Palabra, en familia y unidos a la gran familia de la Iglesia a través de tantas iniciativas en las redes. En común unión con los misioneros”. “Aprovechemos este tiempo para crecer en la paciencia, en el amor y la fe”.

Isabel Fernández, misionera en Guinea Ecuatorial, también se unió a la quedada agradeciendo “a las Obras Misionales Pontificias y a nuestras diócesis el apoyo a los misioneros. Vosotros dais visibilidad, no a nosotros, sino a los que necesitan de nosotros, a los sin voz, a los invisibles de la tierra”.