OMPRESS-LAS PALMAS (8-02-18) El misionero jesuita canario Antonio Betancor Martínez fallecía en Las Palmas de Gran Canaria, el pasado 4 de febrero, alrededor de las 23:00 horas como consecuencia del Cáncer que padecía. Mañana viernes, 9 de febrero, se realizará la misa funeral a las 19.00h en la Parroquia San Francisco de Borja, en el barrio de Vegueta de la capital canaria.

Nació en las Palmas de Gran Canaria el 19 de abril de 1944. Ingresó en la Compañía de Jesús el 6 de octubre de 1961 en Córdoba. Realizó los primeros votos el 7 de octubre de 1963. Fue ordenado sacerdote el 4 de julio de 1971. Hizo sus estudios de humanidades en Córdoba, Filosofía en Alcalá y Comillas, y Teología en Granada hasta el año 1973.

Al terminar la Teología partió hacia Paraguay, donde entre otros destinos fue vicario cooperador de la Parroquia San Ignacio-Misiones de Paraguay, trabajó en el Colegio Cristo Rey de Asunción, como responsable del departamento socio religioso, se dedicó también a la formación del Seminario Indígena en Mcal. Estigarribia, de la región del Chaco. También fue capellán y profesor de Teología de la Universidad Católica, y formador del Seminario Mayor Nacional del Paraguay. Fue un gran promotor vocacional y juvenil. Se caracterizaba por un espíritu austero, por una entrega y un compromiso cristiano radical.

Entre los años 2001 – 2005 fue nombrado superior y párroco de la comunidad San José Obrero de Ciudad del Este. En el 2008 se le detectó un cáncer que lo obligó a viajar a España para seguir tratamiento. Volvió a Paraguay en el 2010 aparentemente curado y se reincorporó a sus actividades pastorales en Ciudad del Este. En el 2011 el Provincial lo nombró encargado del Pre-noviciado en San Ignacio y ayudante del maestro de novicios. Estuvo colaborando en la Universidad Católica de Misiones. Fue nombrado párroco de San Ignacio desde el 2013.

Fue fundador de la Asamblea de los 30 Pueblos, también fue mentor e impulsor de los talleres del Museo de San Ignacio. Pasó de la comunidad de San Ignacio a la comunidad Betania de Encarnación, pero seguía siendo el Curador y Director de los museos de San Ignacio y Santa María, así como Profesor del Noviciado y Director de Pastoral de la Universidad Católica -Campus Itapúa.