OMPRESS-BILBAO (5-09-18) El pasado 19 de agosto fallecía Mons. Miguel Irízar en la Enfermería Provincial de la comunidad de los religiosos pasionistas de Bilbao. Obispo de Callao, Perú, hasta el año 2011, antes lo había sido del Vicariato Apostólico de Yurimaguas, en la selva peruana.

Mons. Miguel Irízar había nacido en Ormáiztegui (Guipúzcoa) el 7 de julio de 1934. Profesó como religioso pasionista en 1951, realizando sus estudios de Filosofía y Teología en Tafalla y Urretxu. Se ordenó sacerdote en 1957 y se graduó en Ciencias Sociales en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en 1960. Ese año fue destinado a Perú, que se convirtió en su patria adoptiva. Tras diversos cargos en parroquias y en la enseñanza, en 1969 era nombrado vicario regional de los pasionistas en Perú.

En 1972 fue nombrado por el Papa Pablo VI Vicario Apostólico de Yurimaguas y consagrado obispo. En 1989 pasaría a ser obispo coadjutor de la diócesis del Callao, y en 1995 obispo titular de la misma. En 2011 fue aceptada su renuncia como obispo del Callao y permaneció retirado en el convento pasionista de Nuestra Señora del Pilar en Lima, Perú. En 2015, por motivos de salud, fue trasladado definitivamente a Bilbao.

En Perú han sido notables las muestras de respeto y recuerdo cariñoso del que fuera por tantos años misionero, obispo y una persona volcada en la reconciliación y la mejora de las condiciones de vida de todos. Las instituciones que fundó, como la Universidad Laboral de Pachacútec, no tenían otro fin. Los pasionistas, sus hermanos de congregación piden una oración por su alma, “con el deseo de que los méritos de la Pasión de Cristo, carisma que profesó como religioso pasionista, se transformen en él, en Resurrección y Vida”.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer