OMPRESS-HUESCA (12-02-19) En los últimos días han fallecido dos misioneras de Nuestra Señora del Pilar, una congregación de religiosas que tiene su origen en la diócesis de Huesca. Es por eso que, en la Casa Madre de dicha congregación en Huesca (Avenida Doctor Artero, 66, 22004 Huesca), se ha celebrado un funeral por ambas. Aunque una de las misioneras era gallega y la otra riojana, ambas estaban ligadas a la diócesis de Huesca.

Mª Ángeles Fieital Fernández, nacida en La Coruña el 24 de diciembre de 1932. Comenzó su noviciado en enero de 1958, pero ya el año anterior había entrado en lo que entonces era Pía Unión de Misioneras de Nuestra Señora del Pilar. Hizo votos perpetuos el 5 de marzo de 1964. Pasó por varios destinos en comunidades de La Rioja: Ausejo, Calahorra y Nalda. En 1968 marchó a Chile; regresó a España en 1973. En 1983 vuelva a Chile, donde la recuerdan especialmente por su paso en la comunidad de Talcahuano, provincia de Concepción. Regresó de Chile, con la salud deteriorada, con fallos de memoria y movilidad, en 2010, a la comunidad de Nalda (La Rioja), Y desde 2014 en la comunidad de la Casa Madre de Huesca, donde ha fallecido el 10 de enero de 2019.

Mª Elena Bartolomé García, nacida en Herramélluri, La Rioja, el 15 de septiembre de 1945. Entró en la congregación en junio de 1961 y empezó su noviciado el 8 de diciembre de ese mismo año. Hizo los votos perpetuos el 8 de diciembre de 1968. Pasó por varios destinos en comunidades de la congregación en Alfaro y Autol, en La Rioja, y en Huesca y en Zaragoza, porque fue Ecónoma y Consejera General de la Congregación. El año 2001 marchó como misionera a Honduras, donde ha permanecido hasta enero de 2019. Regresó a España en los primeros días de este año porque su salud estaba ya muy deteriorada, por cáncer. Ha fallecido en Zaragoza el 30 de enero de 2019.