OMPRESS-MADRID (16-02-18) El martes 13 fallecía en la Residencia de los Misioneros Paúles de Valdemoro, Madrid, el P. Antonio Estévez Conde. Toda su vida sacerdotal se desarrolló en Venezuela. Había nacido en Tioira, Orense, en 1934. Ingresó en la Congregación de la Misión en 1952, y se ordenó sacerdote en 1960. Dos años después era destinado al colegio de Barquisimeto, en Venezuela. Hasta el 2016 que regresó a España, pasó 50 años ejerciendo su ministerio en diversos lugares de Venezuela como Maracaibo, Ciudad Bolívar, Barquisimeto, Caracas… Desde el año 1992 hasta el 2000, fue Visitador de la Provincia de Venezuela; y, desde el 2004 hasta el 2010, fue Director Provincial de las Hijas de la Caridad de la Provincia de Venezuela.

El padre Ángel Plaza Jubete fallecía el lunes 12, tras pasar la mayor parte de su vida religiosa entre Filipinas y Costa Rica. Había nacido en Astudillo, Palencia, en 1927. Ingresó en la Congregación de la Misión en 1942 y se ordenó sacerdote en 1951, año en que también llegó a Filipinas. Su misión en Filipinas fue el campo de la formación, tanto de los estudiantes vicencianos como en los seminarios de las diócesis de Sorsogón, Angono, Calbayog, y Naga.

En 1978 llegó a Costa Rica enviado por el Superior General para trabajar en la formación de los seminaristas vicencianos, servicio que ejerció hasta el día de hoy.

La esquela que han publicado sus hermanos paúles de Costa Rica decía: “Después de 65 años de vocación y dando fiel testimonio de amor a los más pobres por medio del carisma vicenciano, hoy lo despedimos con alegría y celebrando la nueva misión a la que es llamado en el cielo”.