OMPRESS-REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO (21-12-20) El que escribe es el padre Francisco Ostos Palma, de los Misioneros de África, granadino de nacimiento, pero crecido en Sevilla, con más de 40 años de misión en el Congo. La misión de Bunia está cerca del lago Alberto y de la frontera con Uganda, en la región de Ituri.

“Queridos amigos y familiares: Este año del Covi19 se nos va, esperemos se vaya también el virus y que el Nuevo Año 2021 nos traiga gracias, salud y amistad. Que el Niño Dios que va a renacer en nosotros nos haga más solidarios y fraternos y que a lo largo del Nuevo Año crezcamos en sentido común y santidad.

Aquí en la provincia de Ituri, en la R. D. del Congo, en este año hemos superado la pandemia del Ébola. El coronavirus apenas ha tenido presencia, quizás por haber observado normas de prevención. El aspecto más negativo ha sido y es la presencia del grupo rebelde CODECO que mantiene la región en estado de guerra permanente. Miles de personas asesinadas, decenas de miles desplazados a campos de fortuna ya que les quemaron las casas y destrozaron las cosechas tras matar algunos familiares. El ejército gubernamental no logra controlarlos y ellos campean en toda la región.

Nuestra comunidad en Bunia se ha visto incrementada por dos nuevos miembros. La componemos seis Misioneros de África (Padres Blancos) de seis nacionalidades y tres continentes: India, Togo, Ghana, Burkina Faso, Mozambique y España. Durante ocho meses el sacerdote valenciano Juan León ha convivido con nosotros y ya se fue a su nuevo destino en Valencia. Yo ya he comenzado mi tercer y último año como administrador de las actividades de los Misioneros de África en la provincia de Ituri, para lo que fui nombrado por tres años. En el mes de julio mis compañeros me votaron como Provincial de esta región de Ituri también por un periodo de tres años. Este nombramiento me hará estar visitando las comunidades. A primeros de año me instalaré en la comunidad de Mahagi ya que la comunidad es más reducida con un congoleño y un ruandés.

El pasado 21 de noviembre se clausuró el año académico universitario y el Ministro de la Enseñanza Universitaria lo hizo para todas las Universidades de la R. D. Congo desde la Universidad del Lago Alberto (UNILAC). La construcción está finalizada a falta del Aula Magna. Está funcionando muy bien, principalmente gracias a los acuerdos de colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid que da una seriedad principalmente en las Facultades de Ingeniería Civil, Agrónoma y Veterinaria. Las tres promociones de ingenieros civiles han sido contratadas por la Unión Europea en proyectos de infraestructuras que se realizan en la R. D. del Congo. Las otras Facultades: Derecho, Ciencias de la Educación, Ciencias Sociales, Políticas y Administrativas, así como la Educación a la Paz (resolución de conflictos) también funcionan a buen nivel.

Los pequeños del Orfanato Virgen de la Capilla van creciendo. Debido a las guerrillas nos han llegado nuevos huérfanos. Gracias a vuestra generosidad vamos sacándolos hacia adelante. Feliz Navidad y todo lo mejor para todos en el 2021”