OMPRESS-SEVILLA (29-01-19) En Sevilla ya es una tradición que, cuando llega la Jornada de Infancia Misionera a finales de enero, el Polideportivo Claret – del Colegio de los Claretianos en la capital hispalense – acoja a los niños llegados para celebrar esta jornada. Este año la cita fue el pasado sábado 26, víspera de la jornada y, una vez más, los niños convirtieron el día en un auténtico encuentro misionero diocesano.

Como explican desde la delegación de misiones de Sevilla, más de 400 niños con sus familias, párrocos y monitores transformaron el Polideportivo Claret en un espacio misionero donde bullía la esperanza y la alegría entre plegarias, cantos y juegos. Otro año más, los padres Claretianos, encabezados por el padre José Luis, acogieron con gran generosidad esta fiesta misionera.

Después de una procesión de entrada con la banda sonora de la misión de fondo, Luis García Inurria, coordinador pastoral del colegio, tras una breve lectura bíblica sobre el lema de este año, se metió a los niños en el bolsillo con una oración profunda en su contenido y muy pedagógica en sus formas.

El delegado de misiones, Eduardo Martín Clemens, dio la bienvenida a todos y los saludó en nombre del señor Arzobispo de Sevilla, explicando brevemente el significado del lema de este año “¡Qué buena noticia!, con Jesús a Belén”. De fondo un portal, elaborado por los voluntarios de la delegación de misiones, decoraba todo el recinto. Los chicos no perdieron ni un detalle de los hermosos testimonios que dieron tanto Nati Olmedo, misionera del Sagrado Corazón destinada en el norte de Argentina, como el misionero Juan Fernández, destinado en el sur de Perú.

Tras este tiempo de recogimiento se dispersaron por todo el ámbito deportivo con múltiples juegos misionales y educativos, que llenaron de alegría el recinto y en los que pudieron participar todas las edades.

Tras el almuerzo compartido, el momento más esperado, la entrega de los premios, el nerviosismo ante el resultado del jurado y, por fin, entre aplausos e himnos, las rifas de las camisetas de nuestros equipos de primera firmados por todos los jugadores del Sevilla FC y del Real Betis Balompié.

Hacia las 16 horas y tras una breve oración a la Virgen se clausuró la fiesta de la Infancia Misionera en Sevilla.