OMPRESS-BENÍN (19-09-18) El 15 de agosto, solemnidad de la Asunción, se celebraba en la Catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción en Porto-Novo, Benín, el 90 aniversario de sacerdocio del padre Thomas Mouléro, el primer sacerdote beninés. La misa fue una verdadera fiesta con una gran multitud de fieles y 150 sacerdotes benineses, algunos de los cuales celebraron sus bodas de oro o plata sacerdotales.

Mons. Gonsallo Aristide, obispo de Porto-Novo, explicaba que la labor de aquel sacerdote, el primero, no fue en vano ya que “90 años después de su ordenación, el clero de Benín cuenta con más de 1.300 sacerdotes diocesanos”. Si a este número se suman los más de 800 sacerdotes religiosos en Benín, se superan los dos millares de ordenaciones sacerdotales después de aquella primera.

El padre Thomas, añadía el obispo de Porto-Novo, fue el primer cura de nuestra Iglesia local, “con el que el sacerdocio nació en Benín, y además brilló por una gran cultura religiosa y humana y fue muy apreciado. Su nombre llena de orgullo legítimo a sus compatriotas”.

Con la figura del padre Thomas Mouléro como trasfondo, tuvieron lugar durante el día las ordenaciones diaconales de tres jóvenes seminaristas, y las sacerdotales de dos, a los que además se les hizo entrega de sus destinos de misión.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer