OMPRESS-ITALIA (10-07-20) Se trata de un curso de dos meses para religiosas, religiosos y sacerdotes extranjeros que residirán en Italia en un futuro próximo por motivos pastorales o de estudio, que provienen de 17 países distintos. El curso está organizado por Fondazione Missio (Obras Misionales Pontificias de Italia), en el Centro Unitario Misionero de la ciudad de Verona. El curso está pensado para quienes necesitan el idioma italiano para su educación universitaria o para su labor pastoral en Italia porque pertenecen a congregaciones de origen italiano o tienen responsabilidades pastorales en Italia. Las clases duran dos meses y siempre han sido residenciales. Este año, sin embargo, debido a la pandemia, se optó necesariamente por que fuera online.

Los alumnos son 30, de 17 nacionalidades, organizados en tres grupos, teniendo en cuenta la zona horaria del planeta en que se encuentren, puesto que al ser online, la mayoría lo harán desde sus países de origen. “Todos participan de la misma manera”, explican desde el Centro Unitario Misionero. “Por la mañana, tres horas de clases en directo con el con el profesor, por la tarde, la realización de tareas y un tiempo para el estudio y la resolución de las diversas dificultades”.

El responsable del centro, Marco Testa, señala que esta formación es también “una oportunidad de intercambio entre las Iglesias, que es uno de los funciones principales del Centro Unitario para la formación misionera”. Este curso, añade, “nunca ha sido solo un curso de idiomas en sentido estricto. Por su presencialidad y por su enfoque, siempre se ha dado un complemento al idioma con el objetivo de llevar al alumno a la dinámica de una pastoral y una sociedad, la italiana, que no siempre es fácil de comprender”. A pesar de la no presencialidad, profundizarán algunos asuntos relacionados con la vida eclesial en Italia, la relación entre los jóvenes y la fe, y el camino y las propuestas de la Iglesia a la sociedad.