El Papa Francisco ha querido estar cerca de los que más sufren las consecuencias de esta pandemia en los países más pobres. Por ello, ha abierto un Fondo de Emergencia internacional a través de Obras Misionales Pontificias (OMP), para sostener el trabajo que la Iglesia misionera realiza en esta crisis mundial. OMP España se une a esta iniciativa con la campaña #AhoraMásQueNunca, instando a los españoles a colaborar con los misioneros en estas circunstancias tan difíciles.

 

 

Objetivo: llegar a cada una de las parroquias misioneras

El Papa fue el primero en colaborar con este Fondo, con 750.000$. A través de Obras Misionales Pontificias (OMP), el dinero recaudado llegará a las comunidades afectadas en 1.111 Territorios de Misión a través de las estructuras e instituciones de la Iglesia.

En estos territorios, la Iglesia hace un enorme trabajo de evangelización y promoción humana. De hecho, sostiene 26.898 instituciones sociales (hospitales, dispensarios, residencias de ancianos, orfanatos…), y 119.200 escuelasEn los últimos 30 años, la Iglesia ha abierto en misiones una media de 2 instituciones sociales y 6 escuelas al día.

Todo este trabajo necesita apoyo económico, y lo recibe de forma habitual a través de Obras Misionales Pontificias, en campañas tan conocidas como el Domund. Pero en estas circunstancias especiales, ya hay peticiones de ayuda extraordinarias. El Santo Padre ha pedido a los fieles y a las entidades de la Iglesia que tienen la posibilidad y lo desean, que contribuyan a este Fondo de Emergencia a través de las Obras Misionales Pontificias de cada país.