OMPRESS-ROMA (10-04-18) Ayer se hacía pública “Gaudete et Exsultate”, la exhortación apostólica del Papa Francisco sobre el llamado a la santidad en el mundo actual. Con esta exhortación, la tercera de su Pontificado tras Evangelii Gaudium y Amoris Laetitia, el Papa se plantea un objetivo: “hacer resonar una vez más el llamado a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades”.

Dividida en cinco capítulos, el primero se centra, precisamente, en el llamado a la santidad. Un santidad, encarnada en lo santos, sí, pero que está muy cerca de nosotros: “Me gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente: a los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa, en los enfermos, en las religiosas ancianas que siguen sonriendo. En esta constancia para seguir adelante día a día, veo la santidad de la Iglesia militante. Esa es muchas veces la santidad «de la puerta de al lado»”. Señala el Papa que “a veces la vida presenta desafíos mayores y a través de ellos el Señor nos invita a nuevas conversiones”, pero “otras veces solo se trata de encontrar una forma más perfecta de vivir lo que ya hacemos”.

Lo que sí hay que tener claro es que “cada santo es una misión; es un proyecto del Padre para reflejar y encarnar, en un momento determinado de la historia, un aspecto del Evangelio”. Por eso, el Papa se dirige a cada uno de nosotros para decirnos: “Tú también necesitas concebir la totalidad de tu vida como una misión”. Una misión que es una identificación con Cristo y sus deseos, que “implica el empeño por construir, con él, ese reino de amor, justicia y paz para todos”.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer