OMPRESS-VALENCIA (1-07-19) Según informa la Delegación de Misiones de Valencia, más de un centenar de integrantes del movimiento católico Hakuna en Valencia participaron el pasado día 24, a las 21 horas, en una Hora Santa de adoración al Santísimo Sacramento en la Basílica de la Virgen de los Desamparados con motivo del final de curso. En esta celebración se reunieron miembros de Hakuna de las tres ramas del movimiento, tanto los “Senior” -la mayoría matrimonios- como los “Profesionales y Frontera” y los jóvenes universitarios, antes del inicio del voluntariado, por parte de los últimos, que este verano partirán a países como Kenia, Malawi o Etiopía.

El pasado mes de octubre, más de mil jóvenes españoles de Hakuna, muchos de ellos valencianos, participaron en la Basílica de San Pedro del Vaticano en una Hora Santa, con el Papa Francisco, y el pasado mes de febrero también la celebraron en el Palacio Arzobispal, con el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia.

Durante el curso, Hakuna, término que significa “sé feliz” en lengua africana suajili, congrega cada lunes, a las 20.45 horas, a jóvenes universitarios en la colegiata de San Bartolomé de Valencia; a los “Profesionales y Frontera” en la parroquia de Nuestra Señora del Remedio (calle Grabador Esteve, 12, de Valencia); y los miércoles, a la misma hora, a los “Senior” en la ermita de Santa Lucía.

El objetivo de este movimiento católico, fundado por el sacerdote valenciano José Pedro Manglano, es fomentar la creación de música religiosa para evangelizar y transmitir valores cristianos así como las Horas Santas. El movimiento nació inicialmente como grupo musical cristiano integrado por varios jóvenes a raíz de la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Francisco en 2013, en Río de Janeiro.