OMPRESS-MÉXICO (10-12-20) El próximo 12 de diciembre se cumplen 125 años de la coronación de la Virgen de Guadalupe y por este motivo el Papa Francisco ha concedido a todos los fieles del mundo, la posibilidad de obtener la indulgencia plenaria desde el propio hogar. Así lo establecía un decreto de la Penitenciaría Apostólica ayer 9 de diciembre, fiesta de San Juan Diego, primer santo indígena de América y vidente de la Virgen Morena del Tepeyac.

La Basílica Mariana de la capital mexicana estará cerrada del 10 al 13 de diciembre debido a la actual pandemia del Covid-19, para evitar las tradicionales aglomeraciones que se crean durante este período. Fue el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de México, quien pidió expresamente al Papa Francisco esta posibilidad. Los fieles podrán obtener la indulgencia plenaria permaneciendo en sus casas, venerando una Sagrada Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe y, sobre todo, siguiendo las Misas celebradas en el Santuario mexicano a través de los medios de comunicación (radio, televisión y transmisión en directo), además de las condiciones habituales: oraciones según las intenciones del Papa, Confesión y Comunión (lo antes posible).

La Penitenciaría ya había prolongado hasta el 12 de octubre de 2021 el Año Jubilar Guadalupano, que se celebró con motivo del 125 Aniversario de la Coronación de la Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe el 12 de diciembre de 1895. Iniciado el 8 de septiembre de 2019, el año jubilar debía terminar el 12 de octubre, pero en todos estos meses la pandemia ha causado una fuerte reducción de las peregrinaciones al santuario mariano más visitado del mundo.

El próximo sábado 12 de diciembre, en la memoria de Nuestra Señora de Guadalupe, el Papa celebrará la Santa Misa a las 11:00 de la mañana en el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro.