Obras Misionales Pontificias celebra hoy el cumpleaños de Paulina Jaricot, fundadora de la Obra de la Propagación de la Fe, responsable en la actualidad de la Jornada Mundial de las Misiones (Domund). Paulina nació en Lyón (Francia) el 22 de julio de 1799. El director nacional de OMP, padre José Mª Calderón, ha celebrado su aniversario con una Eucaristía retransmitida esta mañana por TRECE TV.

El padre Calderón ha unido esta celebración a la fiesta litúrgica del día, santa María Magdalena, afirmando que estas dos mujeres nos demuestran que en la Iglesia, y para Dios, “las cosas no se miden por los cargos, lo que menos importa es si un sacerdote llega a ser obispo o una persona llega a estar en el consejo de pastoral de la diócesis, lo más importante es el amor y lo que nos mide en santidad es estar enamorados de Cristo, y por amor a Jesucristo, entregarlo todo”.

Paulina, “descubriendo la inmensidad del mundo, no podía pensar que en el mundo no estuviera Cristo presente y así se preocupó de difundir entre los suyos que Cristo fuera conocido y amado, y ella se entregó del todo”. Paulina Jaricot murió sin nada y olvidada del mundo.

José Mª Calderón insistió en que tanto santa María Magdalena, como la venerable Paulina, nos demuestran que “la grandeza de la persona está en el amor y que el ansia de poder que tenemos los cristianos del siglo XXI en el que competimos como si nos fuera en ello la vida por tener un cargo y por ser importantes, o llamar la atención, no vale para nada”. Por eso, dio las “gracias a las santas que nos demuestran que lo que es importante, es amar”. El director de OMP recordó que pronto veremos en los altares también a Paulina Jaricot, después de que el Papa Francisco promulgara el pasado 26 de mayo el decreto relativo al milagro atribuido a su intercesión, un paso necesario que abre las puertas a la beatificación.