OMPRESS-INDIA (19-02-19) Un grupo minoritario de activistas hindúes han levantado una polémica contra la estatua dedicada a un misionero en la parroquia de Sarwada en el distrito de Khunti, a unos 55 kilómetros de Ranchi, la capital del estado indio de Jharkhand. Según ellos el misionero, como los ingleses, trabajó en contra de la cultura tribal, según informa la agencia UCA News.

Este grupo hindú forma parte del partido ultranacionalista Bharatiya Janata (BJP) y ha dirigido una petición a la policía local en la que pedía que se retirara de la parroquia el busto del misionero jesuita John Baptist Hoffmann (1857-1928), que trabajó junto a la tribu munda.

El padre Masih Prakash Soy, de la diócesis de Khunti, señalaba que este grupo hindú busca crear controversia ante las próximas elecciones. El BJP que está en el poder “no ha cumplido sus promesas y las aspiraciones de la gente” y se ha “embarcado en una agenda divisiva” antes de las elecciones estatales y nacionales. La división de los votos tribales según el credo religioso podría ayudar al BJP a obtener votos tribales no cristianos.

Lo cierto es que el padre Hoffmann (1857-1928) llegó a la India como novicio jesuita a la edad de 20 años. Como sacerdote, trabajó principalmente entre las tribus munda en el área actual de Jharkhand y trabajó por la defensa de sus derechos, con la creación de una sociedad cooperativa y un banco para ellos.

Además de ayudar a que se promulgaran leyes para proteger a las tribus, también contribuyó a su idioma y cultura al crear la primera gramática y con la publicación de una enciclopedia de nada menos que 15 volúmenes sobre la cultura y civilización munda.

Desde la Conferencia Episcopal India, su secretario general, Mons. Theodore Mascarenhas, explicaba que la protesta proviene de “un pequeño grupo que está tratando de perturbar la paz. Pero las personas no son tontas… saben muy bien quién y qué ha hecho y a favor de quién”, en referencia al misionero.

La población tribal de Jharkhand es el 26% de los 33 millones de habitantes de este estado indio, y tiene una importancia decisiva a nivel político. En este territorio hay un millón de cristianos, casi todos ellos miembros de las tribus indígenas.