OMPRESS-MALAWI (9-07-18) Gracias al apoyo económico de Infancia Misionera (Obras Misionales Pontificias) el Centro de Salud Nakalasi, en Malawi, ha podido construir un edificio más destinado al cuidado de los recién nacidos. El centro pertenece a la parroquia de Ntakataka, en diócesis de Dedza, y ha recibido, de los fondos de Infancia Misionera tres millones de kwachas – la moneda local – 4.000 euros.

El director nacional de Obras Misionales Pontificias en Malawi, el padre Vincent Mwakhwawa ha expresado su satisfacción por la terminación todo el edificio, a pesar de tratarse de una ayuda tan pequeña. “Este edificio”, señaló, “debería animar a los niños y familias de esta diócesis a desarrollar el espíritu de ayudar a otros niños, porque el dinero que se ha utilizado en la construcción del edificio de este hospital fue donado por niños de otros países. El dinero entregado, se ha gastado bien y ha producido un buen resultado”.

Las hermanas Getrude Livila y Joyce Matchumbuza, a cargo del hospital, agradecieron el apoyo de las Obras Misionales Pontificias. Explicaron que el nuevo edificio ha ayudado al hospital a seguir ofreciendo sus servicios. Entre los desafíos que enfrenta el Centro de Salud de Nakalasi está la falta de camas para los pacientes y la carencia de medicamentos. “Como hospital de la misión, ayudamos a las personas especialmente de áreas rurales”. Señalaba la hermana Livila, que tienen muy pocos recursos.

Entre los 68 proyectos que Infancia Misionera ha financiado en este último año en Malawi al menos tres fueron para construir pequeños edificios anexos a hospitales parroquiales ya existentes. Se trata de centros de salud en zonas muy pobres que buscan ayudar y sanar a los más pequeños.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer