PANAMÁ (19-04-18) Durante los días 11 y 12 de abril, jesuitas de la Conferencia de Provinciales de América Latina y el Caribe (CPAL) tuvieron una reunión especial en la ciudad de Panamá, para conversar sobre la situación venezolana y elaborar propuestas de colaboración con la misión de los jesuitas en Venezuela.

Los jesuitas presentes en este encuentro han plasmado por escrito sus conclusiones, recogidas en cinco puntos, además de una serie de propuestas. “Estamos convencidos de que las alternativas a la situación venezolana”, señalan en su comunicado, “tienen que ser concebidas y llevadas a cabo por los venezolanos y venezolanas, pero a la vez consideramos que es necesario y urgente el apoyo solidario de la comunidad internacional en la creación de condiciones que permitan un verdadero diálogo y concertación de propuestas y planes de acción”.

Los cinco puntos conclusivos señalan que la crisis del país está generando una crisis humanitaria cuya magnitud no se reconoce ni a nivel interno ni a nivel internacional. Esta crisis ha generado una emigración masiva que supera la capacidad ordinaria de las instituciones de los países fronterizos. A corto y medio plazo esta crisis va a prolongar el sufrimiento de la población venezolana. La Iglesia y la Compañía de Jesús, por su credibilidad entre la población, tiene la capacidad de hacer una contribución imparcial en la solución de esta crisis. “Como consecuencia”, señalan en el quinto punto, “es urgente y necesario que los jesuitas de Venezuela, junto con sus hermanos de A.L. y de toda la Compañía de Jesús, en alianza y colaboración con otras instituciones eclesiales y civiles, contribuyan, lo más pronto posible, a crear condiciones que generen esperanza, respondan a la emergencia humanitaria y atiendan las causas estructurales que la ha generado”.

Para cumplir este último punto han propuesto promover la protección internacional de los emigrantes venezolanos a través de la Red Jesuita con Migrantes-LAC, nuestras Universidades, Colegios, Parroquias, centros sociales, centros de espiritualidad, radios, etc.; poner en práctica formas concretas de apoyo a la labor de los jesuitas en Venezuela.