OMPRESS-ROMA (11-02-20) Hoy, 11 de febrero, día de la Virgen de Lourdes, la Iglesia celebra la Jornada Mundial del Enfermo, “una invitación a los enfermos y a los oprimidos, a los pobres que saben que dependen completamente de Dios y que, heridos por el peso de la prueba, necesitan ser curados”, como dice el Papa Francisco en su mensaje para este día. Por eso el lema es el “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”, del Evangelio de San Mateo.

Porque, explica el Papa, “queridos hermanos y hermanas enfermos: A causa de la enfermedad, estáis de modo particular entre quienes, ‘cansados y agobiados’, atraen la mirada y el corazón de Jesús. De ahí viene la luz para vuestros momentos de oscuridad, la esperanza para vuestro desconsuelo. Jesús os invita a acudir a Él: ‘Venid’. En Él, efectivamente, encontraréis la fuerza para afrontar las inquietudes y las preguntas que surgen en vosotros, en esta ‘noche’ del cuerpo y del espíritu. Sí, Cristo no nos ha dado recetas, sino que con su pasión, muerte y resurrección nos libera de la opresión del mal”.

La Iglesia española, al celebrar esta jornada, ha querido centrarse “en una de las causas de ese cansancio que piden ser aliviadas: la soledad. “Con sólo echar una vista a los datos de la soledad nos damos cuenta que tiene las dimensiones de una auténtica epidemia”, explican desde el departamento de Pastoral de la Salud. Según el Instituto Nacional de Estadística, “se estima que en España hay 4,7 millones de hogares unipersonales. Dos millones de personas mayores de 65 años viven solas. Más de 850.00 mayores de 80 años viven solos y muchos presentan problemas de movilidad. Solo estas cifras son un dato preocupante. Si además sumamos, entre otras formas de soledad, la de quienes están ingresados en los hospitales o la de las familias con miembros con una enfermedad mental grave, por ejemplo, descubrimos lo acuciante de reflexionar para buscar el modo de aliviar tanta soledad”.

Las Obras Misionales Pontificias a través de “Enfermos Misioneros” dan la oportunidad a quienes así lo deseen, de unirse a los misioneros y a su labor, a través de la oración y el ofrecimiento. Un sencillo tríptico editado bimensualmente sirve de recordatorio al enfermo para sumarse a muchos otros en una oración y un ofrecimiento comunes. El último tríptico en:

https://www.omp.es/wp-content/uploads/2020/01/Tr%C3%ADptico-Enfermos-Enero-Febrero-2020.pdf