OMPRESS-ROMA (12-04-19) El Papa Francisco se dirigía ayer a los participantes de la Conferencia Internacional sobre la Trata de Personas que concluía ayer en Roma. Desarrollada desde el pasado lunes, la conferencia, promovida por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, ha facilitado el intercambio de experiencias, puntos de vista y prácticas eficaces en la labro de la Iglesia, para afrontar el drama de la trata que el Papa calificó de “crimen contra la humanidad”.

“Todas las acciones que tienen como objetivo restaurar y promover nuestra humanidad y la de los demás”, les decía el Papa, “están en línea con la misión de la Iglesia, continuación de la misión salvífica de Cristo. Y este valor misionero es evidente en la lucha contra todas las formas de trata y en el compromiso hacia la redención de los supervivientes; una lucha y un compromiso que también tienen efectos beneficiosos en nuestra propia humanidad, abriéndonos el camino a la plenitud de la vida, el fin último de nuestra existencia.

Vuestra presencia, queridos hermanos y hermanas, es signo tangible del compromiso que muchas Iglesias locales han asumido generosamente en este ámbito pastoral. Son dignas de admiración las numerosas iniciativas que os tienen en primera línea en la prevención de la trata, la protección de los supervivientes y la persecución de los culpables. Siento que debo expresar un agradecimiento especial a las numerosas congregaciones religiosas que han trabajado, – y siguen trabajando, también en red entre ellas – como ‘vanguardias’ de la acción misionera de la Iglesia contra todas las formas de trata”.

Finalmente el Papa Francisco les agradecía a los presentes todo lo que están haciendo por “tantos hermanos y hermanas nuestros, víctimas inocentes de la mercantilización de la persona humana, digamos esta palabra, sin vergüenza: ‘mercantilización de la persona humana’. Tenemos que decirla y subrayarla porque esta es la verdad. Les animo a perseverar en esta misión, a menudo arriesgada y anónima”.

“A través de la intercesión de Santa Josefina Bakhita, reducida a la esclavitud como un niño, vendida y comprada, pero luego liberada y ‘florecida’ como hija de Dios, ruego por ustedes, invoco sobre todos ustedes y por cuantos están comprometidos en la lucha contra la trata abundantes bendiciones”.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer