El Papa Francisco, en el Ángelus del domingo 7 de julio, recordaba que la misión de la Iglesia se basa en la oración y se caracteriza por la alegría. “La misión se basa en la oración; que es itinerante: no está quieta, es itinerante; que exige desapego y pobreza; que trae paz y sanación, señales de la cercanía del Reino de Dios; que no es proselitismo sino anuncio y testimonio”. Vivida así, añadía el Papa Francisco, “la misión de la Iglesia se caracterizará por la alegría”. No se trata de una alegría efímera, “que viene del éxito de la misión; al contrario, es una alegría arraigada en la promesa de que – dice Jesús – ‘vuestros nombres están escritos en el cielo’”. También lo constataba Mons. Carlos Escribano el 21 de mayo pasado en las jornadas de los Delegados Diocesanos de Misiones celebradas en Madrid y dedicadas a los jóvenes y la misión. En ellas afirmó: “Los jóvenes después de una experiencia de misión vuelven con un corazón y un alma renovada”. Por eso, traemos aquí algunos de los numerosos nombres de jóvenes que están escritos en el cielo.

En Twitter Fernando, seminarista de la Diócesis de Coria-Cáceres, ha enviado fotos desde Perú y comenta que está, como él dice, “como en el cielo”; así mismo, la misionera laica Montaña Malpartida, partió una vez más a Mozambique para su #VeranoMision. De nuevo en Twitter, Tarragona Missionera anuncia que María, Pablo y M. Mar están viviendo un #VeranoMisión en Yaoundé junto a los Hijos de la Sagrada Familia el P. Emili y el P. Josep María.

OMPress informaba también del regreso de 18 jóvenes de la diócesis de Bilbao que han participado en un campo de trabajo en Ceuta, organizado por las delegaciones de Caridad y Justicia, Anuncio y Catequesis, Misiones y Cáritas. Explican que la realidad de Ceuta les ha tocado el corazón ya que les ha dejado una huella “que es difícil borrar”. Ceuta ahora tiene otro rostro para los chavales. Pero sin duda “hemos recibido más de lo que hemos aportado”. Eso es lo genuino del servicio y del voluntariado -compartía una de las responsables- “compartir lo que uno tiene y lo que es, acompañarnos unos a otros y ahí es donde brotan tantas cosas buenas”.

El 8 de julio, en el programa “Punto de enlace” de Radio Exterior de España, intervinieron Paloma Garcia-Ogara Ceballos de “Campos Misioneros de Trabajo”, que ha estado con las Misioneras de la Caridad en Barcelona, Tánger y Lisboa y Juan Martínez Sáez del Consejo de Jóvenes de las OMP, informando de estas experiencias que un gran número de jóvenes realizan cada verano.

En Tenerife, de 1 al 7 de julio, tuvo lugar un campo de trabajo: “La interculturalidad es una riqueza”. El 15 de julio, en la memoria de los Mártires de Tazacorte cuyo propósito fue el de ir a evangelizar Brasil, se realizó el envío de cinco personas que este verano van a realizar una experiencia misionera en la Amazonia brasileña durante un mes en el lugar en donde se encuentra desarrollando la misión el jesuita palmero, Fernando López.

En Valencia, la Delegación Diocesana de Misiones tuvo el 25 de junio el Encuentro de Valencia Misionera. En este se dieron cita más de 60 personas que conocieron la labor de los misioneros valencianos por todo el mundo. Además, en el mes de septiembre, han preparado el Campamento Misionero para jóvenes de entre 18 y 30 años. Este campamento va en consonancia al espíritu del Mes Misionero Extraordinario y tiene como objetivo despertar la conciencia de la responsabilidad con la misión a través de nuestra colaboración directa, la formación, la oración… Y esto de manera teórica y práctica en lo que será una mezcla entre misión joven con labor en las calles, la parroquia, etc. y charlas teóricas, oraciones, etc. Mientras tanto, el 4 de julio por la tarde partieron dos jóvenes valencianas, Bárbara y Ana María, rumbo a Honduras para dedicar sus vacaciones de manera solidaria. Tras ellas, el domingo 7 partió rumbo a Mozambique el primero de los grupos que acudirán allí este verano. Este está compuesto por Miriam, Laia, Inés y María.

El día 30 de junio a las 13:00 h. en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Madrid tuvo lugar el envío misionero de los jóvenes madrileños. Fue presidido por D. José María Calderón, Director Nacional de las OMP. “Son 17 instituciones que representan a más de 500 jóvenes madrileños que partirán a los cinco continentes”, destaca el subdelegado de Misiones, Manuel Cuervo. “No son misioneros –subraya- pero tampoco son voluntarios ni cooperantes”. Son jóvenes “que van a compartir la vida con los misioneros, a ver el día a día de la misión de la Iglesia y a aportar su juventud, su ilusión y alegría”.

Con el Voluntariado Dehoniano parten este verano a Ecuador, Mozambique, Angola, Paraguay y Albania jóvenes de Portugal, Alemania, Italia y España que marcharán a vivir una experiencia que cambiará su vida.

Rocío, de Misevi, partía el 10 julio partía para viajar a Angola y vivir su #VeranoMisión, también el 21 de junio salía Ramón hacia la misión en Lobito (Angola) ambos para participar en proyectos de la asociación.

Selvas Amazónicas viven en salida misionera y el 28 de junio comenzaron los primeros envíos con la primera voluntaria: Belén, que fue a La Habana.

Éstos son algunos de los numerosos nombres de jóvenes que están escritos en el cielo. Y ya sabes que puedes unirte a esta #CadenaDeBondades haciendo partícipes a otros jóvenes de tu experiencia misionera en las redes sociales con el hashtag #VeranoMisión.