Este miércoles se presentó en Zamora, la mesa redonda “La Caridad Alma de la misión”, uno de los actos del “Domund al Descubierto”, que se están celebrando estos días en la provincia eclesiástica de Valladolid.

 

La mesa redonda tuvo lugar en el Atrio del Seminario de San Atilano y estuvo moderada por el vicario para el clero de la diócesis zamorana, Luis-Miguel Rodríguez Herrero que presentó a los tres ponentes y a las instituciones que representaban, Cáritas, Manos Unidas y Obras Misionales Pontificias.

Por parte de Cáritas intervino Antonio-Jesús Martín de Lera, director de Cáritas diocesana, que recordó el testimonio de Mons. Santiago Agrelo, obispo de Tánger, que decía: “Siempre he dicho que la caridad es el motor que mueve o debe mover a la Iglesia y que la Iglesia, con sus diversas instituciones que llevan a cabo el servicio de la caridad, está difundiendo el evangelio de la mejor manera posible, está evangelizando”.

En su intervención señaló que la razón última de la existencia de la caridad es ser expresión del amor preferencial de Dios por los pobres. La caridad surge en la Iglesia del encuentro de dos motivaciones: la histórica y la teológica: Hay caridad junto a los pobres y personas que sufren: motivación histórica, y hay caridad, ante todo, porque el Espíritu del Padre, que ungió al Hijo para anunciar el Evangelio a los pobres, sigue suscitando en la Iglesia el amor a los pobres: motivación teológica. En Jesucristo coinciden lo histórico y lo teológico. La Iglesia está dotada de distintos ministerios con múltiples funciones, todos ellos necesarios y complementarios para cumplir la misión por la que existe: evangelizar.

Pilar Gutiérrez González, delegada diocesana de Manos Unidas, apeló a la misión de la entidad que es luchar contra el hambre, la deficiente nutrición, la miseria, la enfermedad, el subdesarrollo y la falta de instrucción. En Zamora, Manos Unidas financia 9 proyectos de Operación enlace y uno de Cofinanciación. “Trabajamos en sintonía con los pueblos a los que ayudamos, y con los misioneros y misioneras. Ellos son los que nos solicitan el proyecto, son los que conocen sus necesidades y nosotros les financiamos tras un estudio riguroso”, explicó

Por su parte la delegada de misiones y directora de las Obras Misionales Pontificias en Zamora, Montserrat Prada, explicó que España cuenta con 12.000 misioneros, de los que 118 pertenecen a esta diócesis del Duero. No hay mayor muestra de caridad que los misioneros, señaló. Es el testimonio de misioneros como Pedro Rosón que actualmente está en Perú, atendiendo un asilo de más de 100 personas recogidas de la calle, hospitales, muchas de ellas sin identificación. O el de Juan Febrero, sacerdote diocesano y perteneciente al Instituto Español de Misiones Extranjeras, también en Perú desde el año 1973. En su parroquia llevan a cabo tareas sociales que realizan siempre desde la perspectiva del Evangelio. Trabajan con jóvenes pandilleros, para sacarlos de la calle, con jóvenes drogadictos, llevan adelante programas de tuberculosis, y el programa del adulto mayor que, en Perú, están muy abandonados.

Terminó la mesa redonda con la visualización del vídeo del Domund “Cambia el Mundo”, algo que hacen todos los días los misioneros.

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer