OMPRESS-HAITÍ (3-02-21) Desde diciembre, ya opera un equipo clínico móvil de las religiosas de Jesús María en la zona norte de Haití, país donde sigue adelante el “Projecte Haiti”, cuya alma fue la misionera Isabel Solà, asesinada en el 2016.

Como informa la hermana Rose Kelly, religiosa de Jesús-María, el equipo lo constituyen cuatro personas: Renaldo, que traduce, Wadly, que conduce, la hermana Valle Chías González-Blanch, que es médico, y Sherline, la sanitaria. Todos los días salen a recorrer la zona de Jean-Rabel, en la especie de cuerno que se adentra en el mar, en la zona más al norte de este país caribeño, el país más pobre de América, donde doce años después de gran terremoto que lo asoló, aun se sienten las consecuencias.

El equipo recorre las pequeñas clínicas de las poblaciones: Gros Sable, Akadien, Colette, Cotton, Diondion, Framadou… esto siempre que la lluvia no impida a la ambulancia cruzar ríos o atravesar los estrechos caminos embarrados. Atienden una media de 25 pacientes al día, con muchos que tienen que esperar hasta la próxima visita. Aquellos que tienen más necesidad tienen la prioridad. La gente agradece este servicio ya que el hospital local está lejos y brinda un servicio limitado y costoso.

Las religiosas de Jesús-María, entre otras iniciativas, han promovido el “Projecte Haiti”, el mantenimiento de un taller de ortopedia y fisioterapia donde protetizar y reeducar en la marcha a personas amputadas. La labor se lleva a cabo en el Taller de Ortopedia San José (Atellier Saint Joseph) de Puerto Príncipe, donde se atiende a pacientes con todo tipo de amputaciones fabricándoles una prótesis y enseñándoles a usarla, reparando los desgastes, y escuchando y respondiendo a las necesidades sociales que derivan de su amputación.

Fue la misionera Isabel Solà, que vivió el terremoto y la terrible época posterior, la que animó a un grupo de amigos de Barcelona a implicarse a ayudar al drama humano generado en Haití. Se creó así un grupo compuesto de médicos, cirujanos ortopédicos, profesionales fabricantes de prótesis y personas vinculadas a organizaciones de amputados. La Fundación Juntos Mejor para la Educación y el Desarrollo, perteneciente a la congregación de Religiosas de Jesús y María, apoyó la iniciativa con los fondos que se habían recogido durante los primeros meses tanto en esta web de Projecte Haiti, como con ayudas provenientes de otras fundaciones… y así comenzó una labor que ha ayudado a decenas de personas, y que ha sido base para muchas otras iniciativas.