OMPRESS-MADRID (25-06-18) Se ha celebrado en Madrid la Asamblea anual de la Coordinadora de Asociaciones de Laicos Misioneros (CALM). A ella han acudido un buen número de las asociaciones que la integran.

Una de las intervenciones de esta asamblea corrió a cargo de José María Calderón, subdirector de las Obras Misionales Pontificias. Habló sobre la iniciativa del Papa Francisco del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019. Invitaba a dar un giro a las actividades rutinarias que se realizan alrededor del DOMUND para renovar el ardor y la pasión misionera. Los 100 años de la encíclica Maximum illud, de Benedicto XV, considerada la carta magna de las misiones modernas, es la excusa para este toque de atención del Santo Padre, que quiere recordar que el compromiso de todos los bautizados por difundir la Buena Nueva liberadora que nos dio a conocer Jesús de Nazaret, debe movernos a salir de la cotidianidad y, en ocasiones, también de nuestro entorno y comodidades; que la solidaridad con los pueblos más empobrecidos no debe limitarse a una campaña puntual.

Una de las conclusiones de esta asamblea ha sido

Dado el carácter diocesano que se quiere imprimir a esta celebración del Mes Extraordinario Misionero, las entidades que forman la CALM, en unión con las delegaciones diocesanas de misiones, “nos ponemos ya en marcha dispuestos a dejarnos guiar por el Espíritu en la tarea misionera, de evangelización y desarrollo, tan importante como apremiante para millones de personas”, señalan desde la CALM.

Las entidades que forman la CALM son: Obra Misionera Ekumene; Laicos Misioneros Combonianos; Laicos Misioneros de la Consolata; Misioneros de la Esperanza; Misioneros Laicos del Verbo Divino; Misioneros Seglares Vicencianos; Misioneros de Cristo Jesús seglares; OCASHA–Cristianos con el Sur; Laicos Misioneros Javerianos.