OMPRESS-NAIROBI (02-03-20): “Unión, sanación y renovación de nuestra nación… el regalo de Dios” es el lema para Cuaresma en este país. La Iglesia en Kenia ha querido que sea una verdadera campaña. Así lo manifiestan desde la Conferencia Episcopal, la Iglesia, en esta Cuaresma, ha sentido “la necesidad de informar al público sobre los problemas que afectan a la sociedad y abogar por el cambio”. Por eso, llaman “a todos los cristianos y personas de buena voluntad a unirse a ellos para abordar estos problemas y abogar por el cambio”. Han elaborado una guía para vivirla en pdf (Lenten Campaign) que se puede descargar toda parroquia.

Articulada en cinco semanas, la primera se destina a la “Conservación y Protección del Medio Ambiente”. En los materiales elaborados se propone la historia de una aldea en Kenia, para juzgar la situación a la luz de la Sagrada Escritura, plantear cuestiones y sugerir acciones prácticas, como plantar árboles, recogidas de basuras, medidas de ahorro de agua… Similar dinámica se utiliza en la quinta semana, dedicada a los valores familiares… Y en la tercera, dedicada nada menos que a la lucha contra la corrupción, que se va colando en las pequeñas acciones y actividades de cada día, porque la corrupción amenaza el desarrollo, los valores éticos y la justicia, desestabiliza la sociedad…

La inclusión sociopolítica, tan importante en África, es el tema para la cuarta semana, con su respectiva historia, preguntas e iniciativas, con el único fin de que nadie que excluido en la sociedad, y aquí incluso invocan textos de la Constitución de Kenia. La quinta y última, muy unido al tema de la corrupción, está dedicada al respeto al estado de derecho. Y las preguntas son prácticas: “¿He comprado algo ilegal?”; “Cuál es mi papel cuando veo que se infringe la ley?”. Se recuerda a los fieles que todo cristiano está obligado a obedecer las leyes, excepto las que van en contra de los mandamientos de Dios.

Todo ello, se sugiere, abordado desde el espíritu de la Cuaresma: “Démosle a nuestro país otra oportunidad en estos días permitiendo que el espíritu de perdón y reconciliación eche raíces en nuestros corazones”.