OMPRESS-ORENSE (11-07-19) El sábado, día 20 de este mes de julio, se celebrará en la Baixa Limia el tradicional encuentro con los misioneros de Orense que organiza la delegación de misiones de esta diócesis gallega y al que convoca el obispo, Mons. José Leonardo Lemos Montanet. Estarán presentes los misioneros que en estas fechas vacacionales vienen a ver a sus familias, por lo que, como señalan desde la delegación, será un tiempo de encuentro “para compartir y gozar de su presencia, al que están invitados todos aquellos que sientan inquietud misionera y ganas de contagiarse de la energía y frescura que nos traen nuestros misioneros”. Ese día se visitará en la Alameda las excavaciones del campamento romano de Aquis Querquennis y la iglesia visigoda de Santa Comba de Bande, donde habrá misa, presidida por el obispo. Por la tarde tendrá lugar una mesa redonda sobre el Mes Misionero Extraordinario.

Con motivo de la solemnidad de Pentecostés Mons. Lemos escribió una carta a todos los misioneros, en la que destacó la importancia de este Mes Misionero del próximo octubre. En ella expresaba su cercanía y la de toda la diócesis de Orense a los misioneros. Desde varios lugares del mundo, han llegado las respuestas de varias misioneras y misioneros Orensanos. Desde Perú, la hermana María López decía que “sabemos que no estamos solos y usted, Sr. Obispo, nos lo confirma. La oración es eficaz, nos llena de confianza y valentía ya que experimentamos sus efectos en los ‘pequeños milagros’ de cada día”. Desde Camerún, la hermana María Teresa Araújo daba las “gracias por esas palabras alentadoras y por todos los detalles que recibimos de Ourense, especialmente el apoyo espiritual”.

Desde Colombia, Antonio Villarino, respondía que “todos somos parte de este cuerpo de discípulos misioneros que compartimos la alegría de nuestra vida”. Desde Chile, la hermana Remedios García, explicaba que “a pesar de las dificultades que vivimos, no nos acobardamos, al contrario, sentimos con más fuerza que el Espíritu de Dios nos conduce y anima. Santiago Prol, desde Venezuela, decía: “Aquí la situación es dura, gracias por las medicinas y comidas que nos llegan”.