OMPRESS-SORIA (30-09-19) El Palacio de la Audiencia de Soria acogerá hoy lunes 30 de septiembre la inauguración de la exposición “Misión ¿imposible?”. El obispo de Osma-Soria, Mons. Abilio Martínez Varea, inaugurará esta muestra que permanecerá abierta todo el mes de octubre en la segunda planta del Palacio de la Audiencia.

Con esta exposición, y la vigilia de oración que se celebrará mañana martes, 1 de octubre, en la iglesia de los PP. Carmelitas de Soria, esta diócesis inaugura el Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco.

La exposición, organizada por la delegación episcopal de misiones en colaboración con la delegación de patrimonio, alternará arte sagrado con contenido multimedia. El objetivo es rendir un homenaje a los misioneros sorianos repartidos por el mundo entero. Su título es “Misión ¿imposible?” y consta de cuatro grandes bloques que recorrerá cada visitante.

En el primero se explica el origen de la misión de la Iglesia, la llegada de la fe a tierras españolas o la importancia del Camino de Santiago. En este contexto se mostrarán piezas como el Beato de Liébana o una pieza de la Santísima Trinidad de Yanguas.

El bloque segundo recuerda a los misioneros diocesanos y a los que sin serlo han estado vinculados a la diócesis soriana, desde el restaurador de la sede oxomense, San Pedro de Osma, hasta Carmen Hernández, co-iniciadora del Camino Neocatecumenal. Junto a ellos, misioneros como Santo Domingo de Guzmán, Fray Tomás de Berlanga, el beato Palafox, Sor María Jesús de Ágreda o el beato Ciriaco María Sancha y Hervás. En esta parte de la muestra se expondrán algunas piezas de la S. I. Catedral, de la Colegiata de Berlanga o del Monasterio de las MM. Concepcionistas de Ágreda, entre otros lugares.

En el tercer bloque se presentan las semblanzas de algunos de los más de 100 misioneros sorianos (105 en la actualidad) repartidos por América, Europa, África y Asia. En esta sección se podrá contemplar un audiovisual con testimonios de muchos de ellos. E inspirados en ellos, el bloque cuarto hace una llamada a la misión hoy, así como un incentivo a la colaboración con la delegación episcopal de misiones y algunos de sus proyectos.