OMPRESS-UGANDA (31-05-18) El 3 de junio tiene lugar la mayor fiesta de Uganda. Se celebra a los jóvenes mártires cristianos que, a finales del siglo XIX, dieron su vida por su fe. Este año cae el próximo domingo y, Namugongo, donde está el santuario de los mártires acogerá a millones de personas llegadas de Uganda y del mundo.

De hecho el pasado día 22 llegaban los primeros peregrinos que habían hecho su viaje a pie, según informaba la Conferencia Episcopal Ugandesa. Llegaron desde la Parroquia de St. Kagwa, en Bushenyi, en la zona suroccidental de Uganda, una parroquia dedicada a uno de los mártires. Han recorrido casi 350 kilómetros en 14 días. Mzee Bernado Tibyangye es el peregrino más anciano de este grupo, con 90 años: “Es el séptimo año que vengo aquí para esta celebración. Cuando era joven solía rezar a San Andrés Kagwa, uno de mis mártires de Uganda favoritos, y siempre le pedía que intercediera pro mí para que mi fe se hiciera más fuerte cada día”. También ha llegado Janete Owitia Merci, de la República Democrática del Congo, que es la primera peregrina internacional en llegar a Namugongo.

Unos 7.000 peregrinos partieron el viernes pasado desde Tororo, a más de 200 kilómetros al este del santuario y se espera que lleguen hoy mismo. Otros peregrinos ya partieron desde diversas zonas de Uganda. Se espera además que lleguen fieles desde Malawi, Tanzania, Kenia, Sudáfrica, Nigeria, Zimbabue, la República Democrática del Congo, Japón y Estados Unidos.

El 3 de junio la celebración conmemorará la fe heroica de estos mártires, tanto católicos como protestantes, que murieron quemados por su fe por orden del rey de Buganda entre 1885 y 1887. Los 22 mártires católicos fueron beatificados por el Papa Benedicto XV en 1920 y canonizados por el Papa Pablo VI el 18 de octubre de 1964 en plena celebración del Concilio Vaticano II. También se incluye en este grupo a los catequistas Daudi Okello y Jildo Irwa, asesinados en Paimol, al norte del país, en 1918.