OMPRESS-ZIMBABWE (13-05-19) Con motivo de la campaña de Vocaciones Nativas, Mons. Ángel Floro Martínez, obispo emérito de Gokwe, Zimbabwe escribe sobre lo que ha significado para este país africano el esfuerzo llevado a cabo por los misioneros españoles para invertir en vocaciones nativas:

“El sueño de Dios se ha visto realizado a través del SI de muchos misioneros españoles del IEME que el año 1970 llegamos a ser unos 40 en la Diócesis de Hwange guiados por el obispo español Mons. Ignacio Prieto pionero en Zimbabwe desde el año 1949. Este sueño de Dios y también del misionero se ha visto convertido hoy en una realidad que cuenta con dos Iglesias locales diocesanas.

Lo primero que hicieron los misioneros españoles al llegar a Zimbabwe fue establecer el Seminario para vocaciones nativas del que han salido más de 60 sacerdotes locales diocesanos entre los que hoy se encuentran el arzobispo de Harare y Presidente de la Conferencia Episcopal de Zimbabwe y el rector del Seminario Nacional que cuenta con más de 200 seminaristas de filosofía y teología. También las misioneras Hijas del Calvario españolas que llegaron en los años 50 abrieron en seguida sus casas de formación y hoy cuentan con unas 100 religiosas nativas.

Las dos Iglesias locales de las que hablaba anteriormente son la diócesis de Hwange de la que Gokwe solo era un arciprestazgo hasta el año 1991 en el que fue erigida Diócesis. La diócesis de Hwange cuenta hoy día con más de 30 sacerdotes nativos y está dirigida por el también misionero español del IEME, Mons. José Alberto Serrano que lleva dos años esperando su relevo para así verla también guiada por un Obispo local.

Si el año 1980 éramos solos en la zona de Gokwe 10 misioneros españoles hoy la Diócesis de Gokwe cuenta con más de 30 sacerdotes diocesanos locales  con los que colaboran los Capuchinos, también locales y 3 Claretianos entre los que se encuentran dos misioneros españoles. Yo vi cumplido mi sueño con el nombramiento de mi sucesor, Mons. Rudolf Nyandoro, el 29 de Abril del año 2017 y ahora como Emérito de la Diócesis de Gokwe, contemplo con gozo y gratitud, este sueño hecho realidad, comprometido a seguir apoyándolo con mi presencia, testimonio y oración.

El Señor ha sido bueno y ha estado grande con nosotros bendiciéndonos con abundantes vocaciones nativas: sacerdotes, religiosos y religiosas pertenecientes a varias congregaciones. El año 2013, con motivo del Año de la Fe, se celebró un encuentro de las vocaciones nativas salidas de esta joven diócesis en el Santuario Diocesano, y fue una gozada para todos ver esta hermosa realidad, – eran más de 150- y poder cantar juntos el Magnificat.

Espero que muchos jóvenes también en España puedan continuar diciendo sí como María a este sueño de Dios que es maravilloso”.