OMPRESS-VENEZUELA (30-01-19) Tras los sucesos de los últimos días en Venezuela, ha aumentado la represión sobre el pueblo, de un país que ya la lleva sufriendo durante mucho tiempo, con innumerables detenidos, numerosos heridos y, según cifras de la ONU, 40 personas asesinadas, que se suman a las cientos de víctimas de los últimos años. Ante esta situación, la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana ha hecho público un comunicado que lleva como título “Cese la represión”.

El título se inspira en una de las frases más conmovedoras de Mons. Romero, que sufrió también la represión en El Salvador: “En nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo… cese la represión”.

“La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV)”, dice el comunicado, “se dirige de nuevo en esta hora crucial y difícil, a todo el pueblo venezolano y a todo el componente civil y militar que conforman los organismos de seguridad para enfatizar que: Las condiciones de vida del venezolano de hoy, por todos conocidas en la vulneración de su derecho a la alimentación, salud , trabajo y seguridad, unido a una emigración forzada creciente, se ven ahora agravadas por una represión violenta contra quienes manifiestan su descontento”.

El texto recogido en la página de tweeter de la Iglesia venezolana, señala que “desde el 22 de enero se ha recrudecido nuevamente la represión y la violencia por parte de efectivos de seguridad del Estado y colectivos armado hacia las personas que protestan cívicamente. Lamentamos profundamente tanta muerte, dolor y sufrimiento de nuestro pueblo. La cifra de heridos, fallecidos, detenidos arbitrariamente, torturados y perseguidos que se han cometido en todo el territorio, viola la dignidad y los derechos humanos de los ciudadanos. Es un clamor que grita: cese la represión”.

Ante la situación se exige: “1. Respetar la vida y seguridad de todos los venezolanos, incluyendo los que protestan cívicamente. 2. Cesar la violación de Derechos Humanos y garantizar los derechos de todos los ciudadanos. 3. Frenar la represión sistemática antes el descontento popular”.

Y recuerdan: “4. Al alto mando militar y a todos los organismos de seguridad que la violación de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad no prescriben y la responsabilidad penal es personal y no justifica la obediencia a órdenes superiores. 5. Asimismo al estamento militar el deber de defender al pueblo de acuerdo a lo previsto al artículo 328 de la carta Magna que prevé que la Fuerza Armada está al servicio de la nación. 6. Hacemos un llamado a todos los venezolanos a no responder con violencia a las diversas provocaciones de las que están siendo objeto”.

El comunicado está firmado por Mons. Roberto Lückert, el arzobispo de Coro y presidente de la Comisión de Justicia y Paz, y por el vicario general de dicha comisión, Saúl Ron Braasch.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer