OMPRESS-CONGO-BRAZZAVILLE (22-12-17) Del 14 al 16 de diciembre ha tenido lugar en Brazzaville, República del Congo, un coloquio internacional sobre la obra de los misioneros católicos en el Congo y en África Central de los años 1880 a 1965. Todo ello dentro de las celebraciones por los 125 años de presencia de las Hermanas de San José de Cluny en el Congo, una congregación religiosa que desde su llegada a esta tierra ha sido fiel a su compromiso por la educación y la evangelización.

Promovido por las religiosas, por la Conferencia Episcopal y la Universidad Marien-Ngouabi, ha sido una oportunidad para pedir a las congregaciones religiosas, implicadas en la formación de jóvenes, a que sigan adelante con la transmisión de los valores morales, que son el fundamento de la sociedad.

Conferenciantes venidos de Francia, Centroáfrica, Gabón, República Democrática del Congo y República del Congo (Congo-Brazzaville), país anfitrión, han hablado de los métodos y de los actores de la evangelización, de los problemas sociales nacidos del choque de culturas, de la formación de las élites locales, de la eclosión de los mesianismos y sincretismos locales. Pero también ha sido una oportunidad para recordar a las grandes figuras de la evangelización y el increíble papel de los misioneros en la educación de los países de la zona.

El arzobispo de Brazzaville, Mons. Anatole Milandou, aprovechó el coloquio para reconocer el papel histórico de las Hermanas de San José de Cluny. Su presencia ha sido necesaria y saludable para el seguimiento, la educación, la orientación y la evangelización de innumerables jóvenes en el Congo.