OMPRESS-ROMA (1-06-18) El misionero tenía 28 años y murió asesinado el 25 de abril de 1960 en el camino entre dos remotas aldeas del norte de Laos. Su cuerpo no se encontró y sólo 40 años después se supo que fue el Pathet Lao, la guerrilla comunista, el responsable de su muerte. Nacido en Trento, se hizo Misionero Oblato de María Inmaculada y partió recién ordenado sacerdote, muy feliz y muy joven, a su misión en Laos. Su beatificación, junto a otros 15 mártires, fue en Vientiane, la capital de Laos, el 11 de diciembre de 2016.

El Papa Francisco ha escrito una carta – el pasado febrero, aunque se ha conocido recientemente – a la hermana del misionero Lucia Borzaga. Ella le había enviado el libro “Romanzo d’amore” (Novela de amor) y el documental sobre su hermano. Quería agradecer la beatificación de su hermano.

El Papa Francisco ha agradecido el envío y le ha dicho a Lucía que “me ha hecho bien meditar la síntesis del proyecto de vida de Mario, recogida en el ‘nosotros los misioneros estamos hechos así: el partir es una normalidad, ir una necesidad’, y en su considerar los caminos su propia casa y vía hacia Dios: gracias por haberme hecho partícipe de este mensaje actualísimo”.

“El testimonio del beato padre Mario es profético – escribía el Papa Francisco – porque los tiempos cambian y los cristianos, afianzados en la verdad del Evangelio, deben cambiar según los signos de los tiempos, manteniendo la actitud de quienes se abren a los demás: la animo a no cansarse nunca de contar a todos esta ‘novela de amor’”.

Además de “Romanzo d’amore”, de Paolo Damosso, autor también del documental que se hizo llegar al Papa, se han publicado en Italia otros dos libros sobre este misionero. En 2016, “Per le strade che avevo sognato” (Por los caminos que había soñado) de Giulio Viviani, y, este año 2018, “Mario Borzaga. Dirsi tutto, darsi tutto” (Mario Borzaga. Decirse todo, darse todo), de Lorenzo Cuffini.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer