OMPRESS-NÍGER (10-02-20) El misionero de la Sociedad de Misiones Africanas, Rafael Marco, comparte un testimonio de su misión en Níger. Con el sugerente título “Mañana la luz”, habla del encuentro que tuvo con un grupo de niños ciegos de una escuela.

“El otro día fuimos a visitar con Lola y Carmen una escuela situada muy cerca de la cárcel donde voy dos veces por semana y que tiene la particularidad de acoger y formar a un grupo de niños ciegos. Es un cobertizo de paneles de cañizo donde estudian cinco niños: Malika, Raïcha, Abdou, Boubakar y Adamou.

Abdou termina sus estudios primarios con un resultado más que positivo y los demás nos enseñan cómo aprenden a contar, la escritura Braille y nos cuentan sus peripecias muy tímidamente, pero con una sonrisa. La directora de la escuela anima a Raïcha, de unos doce años, que, a base de insistir nos recita esta poesía con una dulzura infinita:

Mañana la luz,

Sí, mañana la luz.

Buenos días, Níger, mi país.

Bello y fascinante aunque no te vea,

Mi corazón sí que te ve

Por eso te dedico mi poema.

Ayer era la noche oscura

Y caminaba en la oscuridad,

Hoy voy a la escuela y aprendo

A leer, escribir y contar.

Es mi luz

Y mañana trabajaré con todas mis compañeras

Por mi bello país.

Tendré un trabajo y trabajaré.

No quiero quedarme en un rincón sin hacer nada.

De la escuela vendrá la luz.

Ayúdame a encontrar la luz

Porque el trabajo será mi luz

Y detesto la mendicidad.

Me conmueve. Se me han encogido las entrañas al escucharla, supongo que, además de emocionarme, me interpela. No sé qué decir, pero al salir al patio de la escuela, ese chamizo de cañas me ha parecido una catedral a la que pienso volver a rezar con frecuencia como solía hacerlo Jesús. En un país de extrema pobreza donde los mendigos: tullidos, paralíticos, ciegos e innumerables niños de las escuelas coránicas llenan las calles y plazas, esta llamada a la luz merece una atención especial; vamos a seguirla y os daré noticias. Es que celebramos la Candelaria y las lecturas del domingo que viene nos habla también de la l.uz. Rafael Marco”.