OMPRESS-REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO (19-02-18) Los obispos del Congo piden que se respeten los derechos y las libertades fundamentales de todo ser humano, y agradecen al Papa Francisco la jornada de oración por la paz en el país del próximo viernes, 23 de febrero.

En 1992, los cristianos de la República Democrática del Congo – que entonces se llamaba Zaire – llevaron a cabo manifestaciones públicas para obtener del entonces presidente del país, Mobutu, la reapertura de la conferencia nacional, sinónimo en aquella época de la marcha hacia la democracia. Aquellas manifestaciones fueron reprimidas con sangre. Así lo han recordado los católicos estos días en que se ha vuelto a repetir la situación.

El 20 de diciembre de 2016, hace más de un año, finalizaba el segundo y último mandato del presidente Joseph Kabila. Las manifestaciones que se han sucedido en estas últimas semanas buscan que se fije una fecha electoral, que evite que el presidente Kabila, en el poder desde 2001, se perpetúe en el cargo, mientras la situación del país se degrada.

Este viernes pasado, el primero de Cuaresma, se organizaron viacrucis en muchas parroquias de Kinshasa para honrar “a todas las víctimas de los combates por la democracia. Las de ayer y las de hoy”, según declaraba a diversos medios un sacerdote congoleño, el padre Tshomba.

La Conferencia Episcopal del Congo se reunía en una Asamblea Plenaria extraordinaria del miércoles al sábado de la semana pasada para examinar, especialmente, la situación socio pastoral que vive el país. La Conferencia volvía a declarar su apoyo al Acuerdo de San Silvestre del 31 de diciembre de 2016, que disponía la convocatoria de elecciones, logrado gracias a su mediación entre el gobierno y la oposición. Pero, “más allá de la organización de elecciones para el establecimiento del estado de derecho en nuestro país, fieles a nuestra misión profética, continuaremos insistiendo en que se respeten los derechos y las libertades fundamentales de todo ser humano”.

Los obispos han agradecido el llamamiento del Papa Francisco, invitando a la Iglesia universal a consagrar la jornada del 23 de febrero a la oración y el ayuno por la paz en el mundo, en especial, en la República Democrática del Congo y en Sudán del Sur.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer