OMPRESS-BOLIVIA (28-04-20) “Ayúdanos”, “Ampara” y “Alimentemos la Esperanza” son algunas de las iniciativas que la Iglesia boliviana puso en marcha en distintas diócesis del país, para enfrentar la pandemia. Según informa AICA, la agencia de noticias de la Conferencia Episcopal Argentina que ha recogido estas campañas de la Iglesia boliviana, los obispos de Bolivia llamaron a dedicar la segunda semana de Pascua a fortalecer la solidaridad con gestos concretos, que fueran dirigidos a personas vulnerables que necesitaran medicamentos, alimentos y productos de higiene.

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Boliviana y arzobispo de Cochabamba, Mons. Oscar Aparicio, envió un mensaje de aliento y agradecimiento a los médicos, farmacéuticos, policías, militares, a los que sirven en las calles y a quienes trabajan en este tiempo de cuarentena. “Sepan que apreciamos muchísimo lo que ustedes puedan estar haciendo en este servicio, defendiendo la vida y la salud”. Tras asegurar sus oraciones por los que sufren la enfermedad de coronavirus y sus familias, Mons. Aparicio recordó la campaña “Adoptemos espiritualmente a quien trabaja en el tiempo de pandemia”, con la que cada persona puede acompañar con la oración a las personas que nos ayudan en esta crisis sanitaria.

Por su parte, Mons. Cristóbal Bialasik, obispo de Oruro y presidente de Pastoral Social Cáritas Bolivia, realizó un llamado urgente de misericordia y solidaridad para ayudar a las personas que más sufren de hambre y abandono en este tiempo de la pandemia de Coronavirus. El prelado advirtió, en un videomensaje, que hay mucha gente sufriendo de hambre y abandono en todo el país. “No nos olvidemos que somos hermanos y hermanas, en estos momentos tan difíciles tenemos que darnos la mano, Santiago Apóstol en su carta dice: la fe sin obras es una fe muerta, no nos quedemos de brazos cruzados o brazos caídos”, señaló.

Son muchas las acciones solidarias que se multiplican en el país, haciéndose eco del llamamiento de los obispos, desde las instituciones caritativas de la Iglesia, las congregaciones hasta los fieles de cada parroquia, tal es el caso, entre otros, de los feligreses de las parroquias San Francisco y Nuestra Señora de la Paz, de las localidades de Yotau y El Puente se animaron en este tiempo de epidemia a ayudar al prójimo. En el Puente, los ganaderos por su parte repartieron víveres para 70 familias más necesitadas. Diario prepara pan para 30 familias y cada día se reparte a las familias de los barrios de la parroquia. Muchas personas colaboran con harina, manteca, azúcar o mano de obra. Cuando reciben la bolsa de pan, reciben también la oración del papa Francisco a la Virgen María ante la epidemia del coronavirus. En Yotau con ayuda de los catequistas y presidentes de los barrios por parte de la Iglesia hemos entregado víveres para 120 familias más necesitadas. Junto con carne, queso, fideo, harina, arroz y aceite se entregaron también las Biblias, rosarios, imágenes y oraciones para el tiempo de Coronavirus.