OMPRESS-MANILA (22-03-18) La Basílica de San Sebastián en Manila, Filipinas, acoge desde hace 400 años la primera imagen de Nuestra Señora del Monte Carmelo que llegó a Filipinas. Los Agustinos Recoletos, a cargo de la basílica, recuerdan que éste fue el primer santuario de esta advocación de la Virgen en Filipinas. Se trata de un regalo que hicieron las monjas carmelitas de México a los misioneros recoletos. Llegó a Filipinas en 1618, hace 400 años.

Además la Basílica de San Sebastián tiene otra “particularidad”. Como explican los religiosos, sus cimientos, columnas y paredes están hechos de hierro. Se trata de la única iglesia de hierro en Filipinas y, probablemente también de Asia. Puede que sea la primera iglesia construida en metal en la historia. De hecho, la basílica forma parte del patrimonio nacional de Filipinas.

En 1880, el anterior templo quedó destruido, un templo que se remontaba a la primera evangelización. Las instituciones públicas cerraron al culto el edifico -o lo que quedaba de él-. Se sugirió la posibilidad entonces de que se construyera de metal.

“En aquel tiempo el acero ya estaba siendo utilizado en el ferrocarril, en los trenes, en los mercados públicos, pero apenas se había utilizado en la Iglesia”, explica Rene Paglinawan, prior de la comunidad de agustinos recoletos en la parroquia. Lo que comenzó como una sugerencia, acabó siendo aprobado por los religiosos.

Los agustinos recoletos decidieron emprender el reto de construir una iglesia en metal para combatir tres amenazas que sufrían los edificios de la Filipinas de la época: los terremotos que hacen temblar el país filipino con asiduidad, los incendios y se evitaba, además, a las termitas,

El arquitecto del templo fue Genaro Palacios. No obstante, los catálogos oficiales de Eiffel hacen referencia a un posible diseño y exportación de una iglesia en Manila en 1875, trece años antes de que empezara la construcción de la iglesia de San Sebastián. Podría ser que Eiffel hubiera diseñado la estructura metálica de la iglesia.

Hoy el problema principal de la basílica está en el óxido, que está deteriorando la estructura original. Es por eso que la Orden de Agustinos Recoleto está llevando a cabo un programa de restauración a diez años para recuperar el esplendor de esta Iglesia, el primer santuario de Nuestra Señora del Monte Carmelo en Filipinas.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer