OMPRESS-INDIA (21-12-20) Desde Visakhapatnam, una diócesis en la costa del Golfo de Bengala, agradecen las ayudas que les llegaron gracias al Fondo de Emergencia para el Covid-19, creado por el Papa Francisco a través de las Obras Misionales Pontificias, un fondo que ha ayudado a 229 territorios de misión de todo el mundo. Sólo desde España se han enviado a la India, uno de los 41 países ayudados, 56.000 dólares que se han sumado al fondo común de envíos desde decenas de direcciones nacionales de OMP de todo el mundo.

El arzobispo de Visakhapatnam, Mons. Prakash Mallavarapu, ha agradecido a España su generosidad, que ha ido destinada a ayudar a los niños de la diócesis acogidos en internados. Estos internados, unidos a las parroquias, permiten a las niñas y niños de zonas alejadas poder asistir a la escuela. “Agradezco este generoso apoyo al cuidado de la educación y la formación en la fe de los niños que estudian en nuestros internados. Esto ayudará al futuro de los niños, ya que la educación es una de las principales caminos para empoderar a los niños pobres y sus familias”. El arzobispo cuenta que el covid-19 ha frenado todas las actividades, pero desde noviembre las parroquias han vuelto a tener misas y otros actos de culto, con restricciones parecidas a las de España. Desde Visakhapatnam se unen en oración con España por las víctimas de la pandemia.

Al crearse el Fondo para el Covid-19, el cardenal Luis Antonio Tagle, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de la que dependen las Obras Misionales, recordaba que “en su tarea de evangelización, la Iglesia suele estar en primera línea ante las principales amenazas a la dignidad humana. Solo en África, hay más de 74.000 religiosas y más de 46.000 sacerdotes que administran 7.274 hospitales y clínicas, 2.346 hogares para ancianos y personas vulnerables y educan a más de 19 millones de niños en 45.088 escuelas primarias. En muchas áreas rurales son los únicos proveedores de atención médica y educación. El Santo Padre está invitando a toda la vasta red de la Iglesia a hacer frente a los desafíos que se avecinan”.