Hay muchas formas de cooperar con las misiones a lo largo del año, pero el Papa pide que las colectas del día del Domund en todo el mundo sean para sostener todos los Territorios de Misión, en un signo de catolicidad, es decir, de universalidad.

 

Con la recaudación de este domingo 21 de octubre, día del Domund, la Iglesia, de forma parecida a lo que hace un Estado al repartir los impuestos, apoya equitativamente a todas las misiones, sin importar la congregación o nacionalidad de sus misioneros; y, a la vez, como un padre o madre de familia, ayuda con un cuidado especial a las que tienen más necesidades.

El recorrido de las ayudas es sencillo. Empieza por los protagonistas, los fieles católicos de todo el mundo que con su generosidad hacen posible el Domund. Las sumas llegan a través de las colectas en Misas, colegios y comunidades, a través de donativos on line, domiciliaciones regulares, herencias y donaciones. Esto multiplicado por 120 países (también aportan – con lo que ello supone – las Iglesia pobres de África o Asia) supuso este último año 84.758.675,11 euros. Es el Fondo Universal de Solidaridad.

La Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias, reunida en Roma en mayo, distribuye las ayudas, aunque gran parte de las aportaciones ya tienen destino fijo, los 1.108 territorios de misión. El resto se distribuye en proyectos extraordinarios para llevar adelante la evangelización y la promoción humana. Es a partir de esta asamblea cuando, a cada dirección nacional, llegan las órdenes de envío de las sumas a los territorios de misión. De esta forma todos ayudan a todos.

Se mezclan así las ayudas de España (11.263.397,81 de euros), una de las más generosas, con las que envía, por ejemplo, la India (2.981.386 dólares), o países cuya aportación, aunque pequeña, muestra una gran generosidad: Malawi (11.775 dólares), Sur Sudán (2.020 dólares), Bangladesh (5.322 dólares).

 Para las misiones cada donativo es importante. ¡Colabora con un donativo!

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer