OMPRESS-MILÁN (7-09-20) El Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras, el PIME equivalente al IEME en España, cauce misionero para los sacerdotes diocesanos, inauguraba en Milán esta exposición con 600 fotografías de 1903 a 1914. Es una visión “en blanco y negro” de lo que fue una verdadera aventura misionera, que marca un aniversario para esta institución misionera, en la que nació y creció el compromiso misionero de figuras como el Beato Paolo Manna, fundador de una de las Obras Misionales Pontificias, la Pontificia Unión Misional.

En este 2020, se celebra un aniversario importante para el PIME: hace 150 años, el primer grupo, de cuatro misioneros, liderado por el padre Simeone Volonteri, llegaron a la China continental. El 8 de febrero de 1870 zarparon desde Hong Kong en un viaje que, remontando los ríos Yangze y Han desde Shanghai, los llevaría a la región de Henan. Así comenzó una larga historia de amistad y misión en la “Tierra Media”. Una historia que ni siquiera ha interrumpido el martirio de seis sacerdotes entre 1941 y 1942 y la expulsión entre 1951 y 1954, por el régimen comunista, de los últimos misioneros.

“Todo se fotografía” es el título de la exposición, abierta hasta fin de año, que da una imagen de China a través de la mirada de Leone Nani, misionero y fotógrafo, uno de los testigos más importantes de la situación del país en el momento de la transición del imperio a la república. “En 1911, el imperio cae en China y se establece la república. Es el colapso del viejo mundo confuciano con la transformación relativa, rápida y violenta de la sociedad china”, explica un comunicado sobre la exposición. “Uno de los testigos más importantes de la época es el misionero y fotógrafo Leone Nani, quien, a través de un reportaje realizado entre 1903 y 1914, presenta una documentación histórica excepcional”. Estas tomas – más de 600 – fueron conservadas por el Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras, PIME en via Monterosa 81, de Milán, donde ahora se exponen. Con el recuerdo de aquellas vivencias misioneras, la exposición también es una oportunidad para estimular la reflexión sobre cómo ha cambiado la representación de la realidad y cuánto han aportado los nuevos medios digitales disponibles en la actualidad, gracias a la yuxtaposición de las imágenes de Nani con otras tomadas desde la plataforma fotográfica 14 & 15 Mobile Photographers el escaparate internacional de los profesionales que fotografían con smartphones y tablets”.