OMPRESS-PARÍS (1-04-19) La Congregación de las Hijas de Jesús en España-Italia celebra estos días en Valladolid el aniversario de una fecha muy importante para esta congregación religiosa. Se cumplen 150 años de la inspiración que la por entonces Juana Josefa Cipitria, luego conocida como Madre Cándida, sintió mientras rezaba ante el altar de la Sagrada Familia en la Iglesia del Rosarillo, en la ciudad de Valladolid: “fundar una nueva Congregación con el título de Hijas de Jesús, dedicada a la salvación de las almas, por medio de la educación e instrucción de la niñez y juventud”.

Como explican las hermanas del instituto que nació de esta inspiración: “Ese hecho constituye un nuevo paso en el camino emprendido por esta joven nacida en Andoain (Guipúzcoa – 1845) y que la llevará a fundar la Congregación de las Hijas de Jesús dos años después en Salamanca (8 de diciembre de 1871)”.

Por eso este sábado 30 de marzo en las instalaciones del colegio Sagrada Familia – Jesuitinas Valladolid se han reunido más de 400 personas de la Familia Madre Cándida, formada por religiosas y laicos, llegadas de todos los rincones de la geografía española y desde Italia.

Las Hijas de Jesús, conocidas como Jesuitinas en muchos lugares, es una Congregación de religiosas fundada por Santa Cándida María de Jesús en el año 1871 en Salamanca. Actualmente están presentes en 19 países del mundo y cuentan en España con 23 Obras Educativas (21 colegios integrados en la Fundación Educativa Jesuitinas y 2 colegios Mayores) y una residencia para universitarias en Roma. Además, están presentes en distintos ámbitos donde, desde la educación entendida en sentido amplio, puedan contribuir al bien de los prójimos: catequesis, pastoral de la salud, alfabetización, promoción de la mujer, colaboración con instituciones sociales y eclesiales… Colaboran también en la formación espiritual que deriva de su propia identidad en la Iglesia como son los Ejercicios Espirituales y acompañamiento de personas y grupos.